10 febrero 2017 Domésticos

Plantas

Los perros están expuestos, en muchas ocasiones, a infinidad de peligros. No en vano, no seríais los primeros ni últimos dueños que intentan sortear todos y cada uno de los factores que pueden afectar a la salud de las mascotas. Incluyendo el polvo. Una de las cosas que más debemos tener en cuenta, y que casi siempre pasan desaparecibidas, son las plantas tóxicas. Y es que entre la vegetación también se encuentran componentes que son negativos y nada saludables para las mascotas.

Antes de mencionar algunas de las plantas que resultan tóxicas para los perros, un consejo: intentad educar a las mascotas para que no se acerquen a sitios que no deben. Existen algunos lugares en los que la proliferación de este tipo de vegetación es mayor que en otros sitios. Si les enseñáis convenientemente no deberíais tener mayores problemas.

Algunas de las plantas tóxicas que podréis encontrar incluyen el acebo, adelfa, amarilis, costilla de Adán, hiedra, jacinto, marihuana, muérdago, narciso y tulipán. No son todas, pero sí las más frecuentes y conocidas.

¿Qué deberíais hacer en el caso de que vuestro perro resulte intoxicado por una de estas plantas? Evidentemente, acudir al veterinario lo más pronto posible, indicando los elementos con los que el animal podría haber estado en contacto. Así facilitaréis un buen tratamiento que cure y mantenga en buen estado la salud de la mascota.

Decir que algunas plantas pueden llegar a ser mortales, por lo que no está de más extremar las precauciones en determinados momentos.

Vía | ASPCA
Foto | Pixabay – PublicDomainPictures

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *