5 septiembre 2016 Domésticos

Mascotas

¿Quién no ha utilizado, en alguna ocasión, un gel común para bañar a su mascota? Este tipo de tareas son más comunes de lo que parecen. Sin embargo, también es cierto que poco pensamos en si esto es bueno para la salud de los animales. No en vano, los componentes son diferentes, por lo que podríamos estar haciendo daño a las mascotas sin saberlo. Aunque no tengamos una mala intención.

Pensemos en una cosa muy sencilla: existen decenas de razas de perros y gatos, cada una con sus propias particularidades y sus propias necesidades. Lo que podríamos extraer de esta afirmación es que los productos de higiene de los humanos no sirven para los animales. Y decimos esto con razón, ya que debemos adaptar los artículos a las necesidades de las mascotas. Si no, podríamos ponerlas en peligro.

Miremos, por ejemplo, el pH. Mientras que el de la piel humana varía entre el 4,5 y el 5,9, el de los perros está entre el 6,3 y el 7,5. La diferencia es más que notable, por lo que no hay duda que un gel convencional estaría haciendo daño a la salud de las mascotas. Y no, tampoco sirve con usar el gel de los bebés.

Si queréis seleccionar los productos más convenientes para bañar a vuestra mascota, recomendamos comprar únicamente los que estén fabricados poniendo el punto de mira en los propios animales. El artículo debe ser específico con el fin de garantizar que la salud de las razas se mantendrá. Por lo tanto, ya podéis olvidar las herramientas de los humanos.

Vía | Embrace Pet Insurance
Foto | Pexels – Adrianna Calvo

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *