10 septiembre 2010 Curiosidades, Noticias

agua

No sé que opinaréis vosotros pero a mi me impresiono bastante esta noticia. Un ciudadano común y corriente de Nueva York detectó en el agua potable que estaba bebiendo camarones de un tamaño muy pequeño. Ante el asombro extrajo una muestra del agua y la analizó.

Y, efectivamente, el agua contaba con pequeños animalitos crustáceos llamados camarones copépodos.

La revista Time se hizo eco del anuncio alertando a todos los neoyorquinos del asunto y advirtiendo el inconveniente que puede surgir en la comunidad judía ortodoxa de la ciudad. Debemos tener en cuenta que estos animalitos son técnicamente crustáceos, lo que significa que no son kosher.

Más que esta aclaración no hay que entrar en pánico ya que los copépodos están entre el zooplancton que viven en agua dulce y por lo tanto no hay nada de que alarmarse. Aunque, insisto, a mi me impresiona. Ya se, muchos me dirán que todas las fuentes de agua natural puede contener bichos invisibles que los beberé sin darme cuenta, y tienen razón.

A pesar que las grandes ciudades filtran el agua en algunos sitios no se hace y pueden aparecer este tipo de criaturas minúsculas que forman la mayoría de la biomasa en el océano y son las encargadas de alimentar a muchos animales, en especial las ballenas.

Otra duda que surge al hablar del tema es acerca de la cantidad de personas que tienen alergia a los crustáceos
. Pero esto no es un inconveniente en este caso ya que la exposición al alergeno debe ser lo suficientemente significativa para que cause síntomas. Igualmente si vives en New York y tienes alguna sensación visita a un alergólogo quien te dirá que hacer en tu caso en particular.

Vía | Nat Geo News
Foto | Flickr – Leobass

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 septiembre 2010
  2. La poderosa patada del camarón mantis 30 agosto 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *