28 octubre 2008 Curiosidades, Flora, Noticias

flor_olor.jpg

Cuando vemos una flor solemos acercamos a olerla y es frustrante descubrir que algunas no huelen a nada. Ahora, sin embargo, gracias a un hallazgo de científicos en Israel todas las flores tendrán un aroma, y también las frutas y vegetales.

Los investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén encontraron la forma de mejorar genéticamente el olor de las flores e implantar un olor en aquéllas que no tienen.

Según los científicos, con el hallazgo no sólo se intenta hacer más atractivas a las flores, frutas y verduras, sino a toda una variedad de productos agrícolas ya que el olor juega un papel fundamental en nuestra vida porque influye en nuestra elección de alimentos, frutas, vegetales e incluso hasta nuestra pareja.

Y sin embargo, el olor, afirman los autores del estudio publicado en Plant Biotechnology Journal (Revista de Biotecnología Vegetal), no es sólo lo que percibe nuestro olfato sino también influye en el sabor de lo que comemos.

En el reino vegetal, el aroma de flores y plantas es utilizado para atraer a insectos polinizadores, como abejas, para pasar el polen y ayudar en la reproducción y la creación de la fruta. Y la intensidad del aroma que emana la flor está influenciado por el tiempo del día, el clima, la edad y la especie de la flor.

Según los científicos, con estos estudios lograron encontrar la forma de mejorar diez veces el aroma de una flor y además pudieron hacer que ésta emita su olor durante el día y la noche, sin importar el ritmo natural de la producción del olor.

Los científicos lograron identificar un “gen maestro” que controla, tanto la producción de olor, como la producción de color en las plantas.

“Muchas flores han perdido su aroma después de muchos años de reproducción” afirma el profesor Alexander Vainstein, quien dirigió el estudio. “Y este hallazgo, además de que nos permitirá crear flores con un aroma mejorado, nos ayudará a producir nuevos componentes aromáticos para las flores”, agrega.

Las investigaciones muestran que cerca de 35% de los consumidores de flores eligen el tipo de flor por su aroma. Además, las esencias de flores son unas de las más populares en la industria del perfume y en ésta se gasta mucho dinero y esfuerzo tratando de reproducir la auténtica fragancia de las flores frescas.

Según el profesor Vainstein, el avance podría ayudar a los productores de perfume a utilizar flores modificadas genéticamente con olor mejorado, en lugar de ingredientes químicos para producir sus esencias.

Y con esto quizás se reducirá el costo de los perfumes ya que se necesitarán menos flores para extraer la misma cantidad de esencia.

Vía | BBCMundo.com

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Frutas maravillosas 29 julio 2009
  2. La intimidad de las flores 21 septiembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *