11 mayo 2008 Noticias

Elefante hindú engalanado
Hace 8 años Mohd Akarm, hindú de 37 años compró un elefante en la región de Bihar y lo traslado a Nueva Delhi. Se llama Moti y es uno de los 32 paquidermos que viven, de forma oficial, en la capital de la India; participa en desfiles, bodas, ritos o fiestas de cumpleaños.

Cuando no esta trabajando se da un chapuzón en las sucias aguas del río Yamuna que atraviesa la capital; no puede huir, esta encadenado a Akarm y su trabajo. Tanto Moti como el resto de compañeros son la forma de buscarse la vida para un numero importante de familias de Delhi; sin embargo los ecologistas han denunciado la factura que la capital les pasa a estos elefantes urbanos.

Distintivos de la opulencia de los maharajaes de otras épocas, en la actualidad los elefantes de la capital Delhi son hoy trabajadores ambulantes alquilados para dar algo de exotismo y encanto a los más variados actos.

El Día de la República es uno de ellos; desfilan con las autoridades en una gran marcha militar que se celebra en el mes de enero. La mayoría de las veces son simples alquileres para pasear entre el caos circulatorio y de contaminación de Delhi hasta la casa del cliente.

Moti con su dueño Mohd AkarnLos incidentes con los elefantes se suceden por su exposición a condiciones alejadas de las suyas por naturaleza; los ataques a vehículos no cabría calificarlos como inexistentes.

Los ecologistas piensan que estos comportamientos vienen por los métodos de adiestramiento de los paquidermos, basados en dos premisas: violencia y miedo. Wildlife SOS tiene una campaña de defensa de estos elefantes y como primer paso, para identificarlos, de manera similar a las mascotas en occidente, se les ha colocado microchips.

Wildlife SOS ofrece asesoría veterinaria gratuita a estos animales que sufren graves daños en sus patas al deambular mucho tiempo sobre el ardiente asfalto de Nueva Delhi.

También se denuncia la amputación de los colmillos a los machos para venderlos en el mercado negro o el comercio con el pelo de la cola, eficaz amuleto según las creencias y que se usa para hacer anillos.

Se tiene prevista la inauguración de un espacio, a unas cuatro horas de Delhi, dedicado a los elefantes explotados para tratar de rehabilitarlos; además sería el sitio que serviría para adiestrar a los cuidadores en métodos de doma que usan mecanismos de estimulación positiva para desterrar de una vez los violentos métodos que usan los cuidadores en la actualidad.

Fuente: el periódico

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *