18 junio 2015 Curiosidades

Oveja

El Rulo“. Así le conocen las personas más allegadas. Aunque su nombre real es Antonio José Quirantes. Nació en 1934, aunque con solo 21 años comenzó a ejercer una actividad que mantiene hoy en día: sanar a los animales. No tiene poderes, pero sí grandes conocimientos de remedios naturales, elementos que usa para curar a los seres que llegan a él.

Tiene sólidos conocimientos en manzanilla, mastranzo, hinojo, laurel o hierbaluisa, por mencionar solo algunas de las plantas que más utiliza. De hecho, los vecinos que le conocen intentan recurrir a él cuando un animal se pone enfermo. Y todo lo hace sin medicinas químicas. Sin duda, un caso muy notable hoy en día.

El Rulo es sin duda una excepción. Lo mencionamos en el blog como homenaje, intentando hacer resaltar una personalidad altruista que cura a los animales sin pedir nada a cambio. Un ejemplo de lo que es un hombre de bien. Nuestro protagonista no tiene estudios “legales”. Casi todo lo ha aprendido en el campo, fruto de la experiencia de varios años cuidando animales. Algunos de los puestos por los que ha pasado han sido los de Concejal, Alcalde, Militar, o funcionario de Correos, pero siempre ha estado ligado al campo.

Hay que tener en cuenta que nuestro entrañable compañero utiliza plantas medicinales, las cuales se han estado utilizando toda la vida. ¿Os suena de algo el Aloe Vera? ¿y el Tomillo? Estas son solo algunas de las partes del “botiquín” de “El Rulo”.

No hay duda de que nuestro amigo es un ejemplo a seguir. Cura sin pedir dinero. Nunca ha cobrado por ello, aunque haya tenido que operar a cerdos, gatos, perros u ovejas. Aunque haya tenido que luchar contra infecciones y enfermedades parasitarias utilizando solo remedios naturales. La Alpujarra, el lugar en el que vive, se está quedando sin animales domésticos. Da igual. El protagonista del artículo seguirá hacia adelante, devolviendo la salud siempre que pueda.

Fuente | Fuente propia
Foto | Pixabay – PublicDomainPictures

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *