20 junio 2008 Curiosidades, Medio Ambiente, Noticias, Peligro de extinción, Salvajes

kilimanjaro.jpg

Aunque África tan solo es responsable de un 4% de la emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera también sufre los efectos del cambio climático como el resto del planeta.

Así es lo que recoge un estudio llevado a cabo donde se presentan fotografías actuales y otras de hace 35 años que demuestran que las nieves del Kilimanjaro desaparecen, que el lago Chad está prácticamente seco y que los glaciares de las montañas ugandesas de Rwenzori, hogar de los famosos gorilas de Diane Fossey, han disminuido hasta un 50% en unas pocas décadas.

Otros datos que aporta este nuevo mapa son las evidentes calvas que se ven en las selvas del Congo, recorridas ahora por cientos de kilómetros de caminos destinados a sacar la madera.

En Madagascar el bosque espinoso ha sucumbido en los últimos 30 años a los cultivos y la necesidad de contar con leña, el combustible de los pobres.

Y los refugiados del sur de Sudán han afectado gravemente a las frágiles colinas de Jebel Marra, un ecosistema único que ha perdido sus árboles y sus arbustos en poco tiempo.

En Sudáfrica el panorama se repite donde el desarrollo urbano ha hecho desaparecer el 80% de unas especies de plantas que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo.

Pero también cabe destacar los grandes esfuerzos del gobierno por paliar tales efectos como son la restauración de humedales que resultaron afectados por la presa de Itezhi-Tezhi, en Zambia. Un caso similar se ha observado en el Parque Nacional de Diawling, en Mauritania,gracias a un proyecto de restauración que, además, beneficia a los habitantes de la zona.

En Kenia, los satélites han comprobado que se ha reducido la explotación insostenible de sus bosques gracias a las nuevas políticas de gestión, lo que favorece también la captación de agua.

Otras fotografías muestran mejoras en Túnez, donde se ha reintroducido el Oryx una especie en grave peligro de extinción..

Mediante este estudio los ministros africanos reclamaron a los países industrializados que corten sus emisiones contaminantes más de lo previsto. Ya que, como hemos mencionado, África emite un bajo porcentaje de emisiones pero sus habitantes sufren las consecuencias del calentamiento y no tienen recursos para adaptarse a ellas.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *