4 diciembre 2008 Medio Ambiente, Noticias

polar.jpg

El hollín ha sido la principal preocupación en la conferencia que se ha celebrado en Poznan y por lo visto, según los expertos, está acelerando el deshielo, el cual podría hacer Polo Norte se derrita antes de la fecha que habían previsto, el 2050.

Los expertos dijeron que la lucha contra el calentamiento en el Ártico debería enfocarse más en recortar la contaminación industrial del hollín, el ozono y el metano en Europa, América del Norte y Rusia para intentar evitar que el hielo desaparezca.

El hollín, o carbón negro, oscurece el hielo y lo hace absorber más calor, acelerando su velocidad de derretimiento.


El metano viene de fuentes que incluyen el petróleo, el gas y la agricultura, mientras que el ozono se forma por contaminantes industriales. “Las reducción de esos contaminantes tendría un mayor impacto” en las próximas dos décadas que el recorte de las emisiones del principal gas de invernadero (el dióxido de carbono), y esto es así por que estos tres contaminantes (hollín, ozono y metano) permanecen en la atmósfera mucho menos tiempo que el dióxido de carbono, lo que significa que la disminución de estos en las emisiones de gases tendrían un impacto más rápido en el aire.

El Ártico se está calentando el doble de rápido que el resto del mundo y el hielo se redujo a un nivel récord el 2007, lo que ha llevado a preocupaciones de que podría pasar un punto del que no hay vuelta atrás.

Pam Pearson, una experta en polución del Ártico en el Centro de Política Climática que presentó los descubrimientos, “El hielo del mar del Ártico ya podría haber pasado a un ‘punto de no retorno'”, y “Un verano en el Ártico libre de hielo ahora es posible antes del 2050“.
Algunos científicos han llegado a la conclusión de que el océano Ártico podría tener un verano libre de hielo dentro de 10 a 20 años.

El panel de la ONU proyectó el año pasado que el mar del Ártico podría quedarse sin hielo antes de fin de siglo. Un derretimiento pondría en riesgo a la población indígena y la vida silvestre de la zona, como a los osos polares y a las focas.

Vía | Ecodiario

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *