27 marzo 2009 Medio Ambiente, Noticias

benidorm

El cambio climático se ha convertido en la principal amenaza para el turismo en España, según el último análisis de la Fundación Empresa y Clima. Este sector, que es el principal motor económico de nuestro país, sufrirá grandes impactos a consecuencia de la subida de las temperaturas y del nivel del mar, además de un menor régimen de lluvias y de nieve.

Los cambios van a ser mucho más importantes que los que genere la actual crisis económica

asegura el informe realizado por Javier Martín Vide, catedrático de Geografía Física de la Universidad de Barcelona, coordinador del estudio.

Para el periodo 2011-2040 se prevé un aumento de la temperatura media de 2ºC. Junto a este fenómeno está previsto un descenso de las precipitaciones anuales del 10% para el periodo 2011-2040 y del 40% entre 2071-2100. Otra cifra interesante es el aumento del nivel del mar que será de entre 18-59 cm para 2100 a razón de 2,5 mm/año.

Estas nuevas variables climáticas generarán una serie de modificaciones físicas directas como la pérdida de playas; la disminución de la biodiversidad y de los ecosistemas; la reducción de los recursos hídricos y el aumento del riesgo de incendios.

Otras serán económicas, como la no viabilidad de determinados negocios; el deterioro en los asentamientos turísticos y de las infraestructuras, y los conflictos sociales fruto de la desaparición de territorio como consecuancia del aumento del nivel del mar.

Las afecciones también pueden ser directas en la salud por la propagación de enfermedades tropicales a latitudes más elevadas, donde habían desaparecido.

A todos estos impactos hay que añadir otras situaciones que los especialistas definen como fenómenos extremos (olas de calor, sequías, inundaciones, temporales marítimos) y que pasarán a darse con mayor frecuencia afectando al sector turístico en forma de percepción de mal tiempo y descenso del grado de confortabilidad.

El análisis, se ha elaborado en dos escenarios climáticos diferentes: uno a partir de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) medias altas y otro con emisiones medias bajas. Las fuentes de datos provienen del Instituto Nacional de Meteorología (INM) (2007), y el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC) (2007).

En las playas el aumento de las temperaturas, que pueden alcanzar los 40º C de media en algunas zonas del Mediterráneo Oriental, potenciará la competitividad turística española y provocará un desplazamiento hacia el norte del flujo turístico en busca de un mejor confort climático.

En el turismo de montaña, la combinación entre el aumento de las temperaturas y el descenso de las precipitaciones puede reducir la temporada de esquí tanto por la disminución de la cobertura de nieve como por la disminución de la duración de la nieve, lo que precisará de nuevas infraestructuras a mayor altitud.

Viendo estas alarmantes notícias a más de uno se le ocurrirá que lo mejor será dejar las playas y dedicar el verano al turismo rural aprovechando el aumento de casas rurales en la Península. Pero visto el panorama parece ser que las vacaciones estivales se nos antojan díficiles tomemos el destino que tomemos así que ya es hora de tomar conciencia de la situación sobre el cambio climático, algo que dejó de ser una anécdota para ser una dolorosa realidad.

Vía | Heraldo de Aragón

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 marzo 2009
  2. Estados Unidos sabe que ya se aproxima el calentamiento global 13 julio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *