16 febrero 2015 Peligro de extinción, Salvajes

doñana

El año pasado, el lince ibérico (Lynx pardinus) vivió uno de sus peores años de la historia reciente, con un número muy elevado de muertes en su mayoría por atropellos. El comienzo de 2015 no pinta especialmente bien, ya que en estos pocos meses ya se han producido algunas muertes, pero desde Ecologistas en Acción avisan de que podría ir a peor, y no únicamente por el incremento de los atropellos.

Esta agrupación denuncia la impunidad que parecen tener los furtivos en un territorio como es Doñana que se supone debería ser un santuario para los animales, y en especial, para el amenazado lince ibérico. De hecho, los disparos son la segunda causa de muerte para esta especie, aunque en muchos casos, no se produzcan sobre el lince directamente, sí hacen mella en ellos las consecuencias de dichos disparos, precisamente por la naturaleza tóxica de muchos de estos proyectiles.

Ecologistas en Acción denuncia la pasividad ante el furtivismo en este entorno y ha señalado algunos casos en los que a pesar de que las pruebas de culpabilidad sobre el cazador eran contundentes, las causas terminan archivándose. El último ejemplo de esta situación la encontramos en Sevilla el año pasado, por lo que no tenemos que irnos muy lejos en el tiempo para encontrar evidencias según esta agrupación. Al no ser posible la vía penal, se procedió a actuar por la responsabilidad civil, y por el momento, la Junta de Andalucía no ha tomado ninguna decisión al respecto.

Esta situación de inacción proporciona sensación de impunidad hacia los cazadores furtivos, que ven como sus acciones no tienen consecuencias. Ecologistas en Acción señalan más casos similares, en los que no ha habido consecuencias para los cazadores y además, la falta de investigación en caso de muertes de linces sospechosas que terminan por no llegar a ningún sitio. Una vez más se vuelve a evidenciar el uso incorrecto de los fondos para la conservación del lince, que no están consiguiendo su principal objetivo: garantizar la supervivencia de esta especie.

Vía | Efe Verde
Fotografía | jorgerubio.es

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *