8 octubre 2014 Bioficha

Dromedarios, una especie originaria de la península Arábiga

Más de una vez todo el mundo nos hemos preguntado la diferencia entre los dromedarios (o camellos arábigos) y los camellos bactrianos, y aunque ésta es muy fácil aún en ciertas ocasiones escuchamos la típica pregunta. Los dromedarios son originarios de la península Arábiga y se caracterizan por presentar un cuerpo menos robusto que el camello, un pelaje más corto y tan sólo una joroba en lugar de dos. Aún así, en dicha joroba es capaz de almacenar hasta unos 36 kilogramos de grasa, la cual convierte en agua y energía cuando la escasez de alimento le acecha.

Por otro lado, gracias a dicha joroba y a su famosa capacidad, el dromedario es capaz de viajar por el desierto sin beber agua hasta unos 160 kilómetros, y aunque las temperaturas lleguen a alcanzar y a superar los 49ºC raramente suda. Aún así, cuando se para a repostar agua lo hace como el que más, y es que uno de estos mamíferos artiodáctilos puede llegar a beber unos 150 litros de agua en muy poco tiempo.

En cuanto a su alimentación, todos los dromedarios son herbívoros. Podemos decir que prefieren la ingesta de hierbas y plantas espinosas, las cuales constituyen el 90 por ciento de su dieta en invierno, pero también pueden comer todo tipo de vegetación. Sin embargo, y debido a que puede pasar mucho tiempo sin beber agua, necesita de 6 a 8 veces más sal que otro animal para así poder absorber mejor el líquido.

Los camellos arábidos se encuentran domesticados desde hace aproximadamente 3.500 años y siempre han sido utilizados y muy apreciados como animales de carga. De hecho, en algunas culturas la riqueza es valorada dependiendo del número de camellos que una persona posee.

Vía | Wikipedia
Foto | Flickr-Doug Wertman

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 octubre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *