15 agosto 2014 Bioficha, Peligro de extinción

El dragón de mar foliáceo, todo un ícono de la conservación marina

En el inmenso océano nos encontramos con especies que, incluso, rozan lo mítico. En las aguas frías de las costas sur y oeste del continente australiano nos topamos con el dragón de mar foliáceo, un pez marino, único en su especie Phycodurus, que pertenece a la familia de los signátidos, la cual incluye al caballito de mar, al pez pipa y al dragón de agua.

Este curioso pez recibe su nombre debido a su peculiar aspecto, y es que, tal y como se puede observar en la imagen, presenta largas prolongaciones en forma de hoja que se distribuyen a lo largo de todo su cuerpo. Dichas prolongaciones le resultan muy útiles al dragón de mar foliáceo para su camuflaje, y es que le permite ocultarse fácil y perfectamente entre la vegetación marina, consiguiendo así despistar a sus depredadores. Sin embargo, esto no le ayuda a desplazarse, y es que esta especie se propulsa mediante una aleta pectoral, la cual se localiza en el filo de su cuello, y mediante una aleta dorsal, la cual se sitúa cerca del extremo de su cola. Dos aletas muy pequeñas y difíciles de ver que se mueven lo justo para que el dragón de mar foliáceo de la impresión de ser un alga flotante.

Su peculiar y extraño aspecto hace que sea uno de los peces más buscados y queridos por los coleccionistas, pero esto, obviamente, tiene su parte negativa. El dragón de mar foliáceo es una especie en peligro de extinción que sólo se encuentra ya en las costas occidentales de Australia. En definitiva, un emblema marino y todo un icono de la conservación marina que hay que cuidar.

Vía | Wikipedia
Foto | Flickr-Daniel Garcia Neto

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 agosto 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *