23 junio 2016 Peligro de extinción, Salvajes

caballito

Una de las investigaciones del CSIC ha descubierto en las islas Cíes una población de caballitos de mar de la especie Hippocampus guttulatus. Un equipo de biólogos descubrió una pareja de esta amenazada especie en la costa de la isla, en un área a siete metros de profundidad con gran presencia de algas. Un hallazgo que supone toda una revelación ya que según detalla el Consejo Superior de Investigaciones Científicas “no se tenía constancia científica de su presencia en esta zona”.

Estos ejemplares resultan extremadamente valiosos ya que constituyen junto al Hippocampus hippocampus las dos únicas especies de caballitos de mar que habitan en las costas europeas. La especie Hippocampus guttulatus es la más abundante de las dos, aunque en Galicia su abundancia es más escasa que en otras zonas y su distribución muy dispersa y poco conocida, añaden desde el CSIC. Pese a todo, es una especie amenazada y cuya esperanza de vida es de tres a cuatro años.

Gracias a este descubrimiento se podrá seguir investigando para contribuir a crear poblaciones más estables y ejemplares mejor adaptados al entorno. Desde el CSIC ya se han logrado tasas de supervivencia superior al 80 % en caballitos de mar criados en cautividad en las instalaciones del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo. Además, este centro consiguió obtener ejemplares el doble de grandes que los del medio natural al año de vida de Hippocampus guttulatus.

Actualmente este proyecto de investigación está liderado por el CSIC y cuenta con la colaboración del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados y de grupos de investigación de las universidades de A Coruña y de Santiago de Compostela, así como del centro de Vigo del Instituto Español de Oceanografía. “El análisis genético de estos ejemplares permitirá concluir si pertenecen a la misma población que las que se encuentran en las rías o, por el contrario, si se trata de una población con características genéticas diferentes, lo que le supondría un hecho muy interesante de cara a su conservación”, detallan los investigadores.

Vía | Efe Verde
Fotografía | Jome Jome

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *