28 octubre 2015 Paraiso Natural

El desierto de Namibia, el único desierto costero del mundo

Además de ser un ecosistema que alberga unos paisajes espectaculares, el desierto de Namibia se caracteriza por ser el único desierto costero del mundo y por albergar las dunas más altas de nuestro planeta. Además, también se dice que es el desierto más viejo de todos, ya que se tiene constancia de él en la Era Terciaria, es decir, hace unos 65 millones de años. Por todo ello, no es de extrañar que fuera catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2013.

La extensión del desierto de Namibia es de unos 2.000 kilómetros entre el río Orange, en la frontera de Sudáfrica, y el río Kunene, en la frontera de Angola. Una de sus características más destacadas es su peculiar tono rojizo, el cual se debe a la oxidación de los cristales de cuarzo de los granos de este tipo de arena. Aún así, una de las cosas que más llama la atención es que el desierto se extiende por toda la costa de Namibia, por lo que el cálido desierto se funde con las frías aguas del océano Atlántico.

Es muy interesante, por ejemplo, llegar hasta la franja litoral y poder observar el violento mar y la trágica zona convertida a día de hoy en un especial parque natural, y es que en dicho parque nos encontramos con un cementerio de barcos que un día naufragaron cerca de aquí y con miles de vértebras y cráneos de ballenas o de animales que, perdidos en el desierto, se toparon con la playa. A pesar de ello, el desierto de Namibia es un Botswana, un paraíso de exuberante naturaleza, un bioma único que nos ofrece unas dunas impresionantes y un rincón de nuestro planeta que merece la pena ser tenido en cuenta.

Vía | Wikipedia
Foto | Flickr-Damien du Toit

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *