27 mayo 2008 Medio Ambiente, Noticias

barco.jpg

Un grupo de científicos franceses ha logrado un sorprendente descubrimiento, se trata de microbios procariotas que viven a más de 1.600 metros de profundidad. Es el hallazgo de vida a más profundidad hasta el momento.

Investigadores del Instituto Universitario Europeo de la Mer en Plouzane, han descubierto microbios que viven a profundidades mucho mayores que ninguna otra población de este tipo descubierta antes.

Los científicos, dirigidos por Erwin Roussel de la Universidad de Bretagne Occidental, han encontrado a las poblaciones de procariotas (cuyas células carecen de núcleos) en sedimentos de una antigüedad de 111 millones de años localizados a 1.626 metros por debajo del fondo del Atlántico.

Estos microbios alcanzan a vivir a temperaturas de entre 60 y 100 ºC en ambientes que se caracterizan por tener fuentes termales y altas concentraciones de metano e hidrocarburos.

El descubrimiento de estos microbios dobla el récord de 842 metros de profundidad que se tenía. “Estos son los sedimentos marítimos más profundos, más viejos y más calientes en los cuales se ha encontrado vida de procariotas”, afirma John Parks, profesor de la Universidad de Gales y coautor del estudio. “Si existe una biosfera sustancial como esta sobre la Tierra es posible creer que también existan en otros planetas”, añade el científico.

Los investigadores observaron el material genético de las células y descubrieron correspondencias con secuencias de algunos organismos que soportan altas temperaturas, o termófilos. Las recién descubiertas células procariotas parecen estar metabólicamente activas y en procesos de división celular.

El grupo de expertos considera que estos procariotas son ‘Archaeas’, las bacterias que se cree dieron origen a la vida en nuestro planeta hace aproximadamente cuatro mil millones de años y que son capaces de proliferar en estos ambientes sedimentarios abrasantes.

Los descubrimientos del equipo de científicos resultan muy interesantes porque se cree que el sedimento bajo el fondo marino contiene hasta dos terceras partes de los procariotas del planeta. Además, el nuevo hallazgo indica la necesidad de considerar la existencia de vida incluso en las mayores profundidades de la Tierra.

Vía | Science

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *