8 julio 2014 Paleontología

pelagornis

De forma fortuita, así fue descubierto en Estados Unidos el fósil del que hasta el momento es el ave voladora más grande de la historia, las cuales se extinguieron hace tres millones de años. La clave está precisamente, en lo de voladora, ya que siempre han existido algunas especies de aves de enorme tamaño, el cual les impedía de una forma u otra la capacidad de volar. El fósil fue desenterrado hace más de 30 años, pero ha sido ahora cuando las conclusiones del estudio han sido reveladas.

La envergadura de este ser, al cual se ha bautizado como Pelagornis Sandersi, rondaba en más de seis metros. Este tamaño induce a pensar que debería acarrear múltiples problemas a la hora de levantar el vuelo, aunque según indican las primeras consideraciones acerca del estudio de los restos óseos encontrados, estaríamos ante un ave cuya especialidad sería planear, dejando el batir de alas más para retomar o iniciar el vuelo.

De hecho, comenzar a volar sería un aspecto bastante problemático para esta ave, ya que por sí misma sería incapaz de lograrlo. Por ello, parece que tenía que tomar algún tipo de impulso e inercia antes de iniciarlo, ya que de otra manera parece imposible que pudiese lograr tal hazaña. Por lo que seguramente vivirían en cantiles costeros desde donde el iniciar el vuelo no les supondría ningún tipo de problema.

Al parecer, se trataría de un ave marina con una alimentación basada en peces y calamares. En cuanto a su aspecto, según las reconstrucciones que se han realizado en base a los restos encontrados, el Pelagornis Sandersi resultaría parecido a los albatros que podemos ver en la actualidad, aunque con un tamaño mucho mayor.

Vía | BBC
Foto | BBC

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 julio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *