18 agosto 2016 Curiosidades

Aves

El sueño es sagrado. O, al menos, eso deberían pensar la mayoría de animales. De hecho, muchas especies duermen durante bastantes horas. Sin embargo, no hacen nada. Descansan, pero a la vez están extremadamente quietas. Algo que, sorprendentemente, no sucede en algunas aves. Como bien sabéis, estos animales pueden llegar a estar largas temporadas volando con el fin de trasladarse de un lugar a otro. Hasta ahora pensábamos que no dormían durante esos trayectos. Deshacéos de esa idea.

Una reciente investigación ha llegado a la conclusión de que las aves pueden dormir, sin riesgo, mientras están volando. Aunque estén soñando, se ha demostrado que las capacidades de navegación y tono muscular no se ven ni disminuidas ni desaparecidas. En los seres humanos, por ejemplo, el cuerpo sufre durante el sueño una pequeña parálisis que nos impide realizar la mayoría de actividades. Esto no sucede en las aves, las cuales pueden volar, dormidas, aunque estén a una gran altura.

El estudio, publicado por el Max Planck Institute de Alemania, ha demostrado que los cerebros de las aves tienen la habilidad de funcionar al 50% mientras vuelan. En algunos casos, incluso, pueden retener habilidades básicas con el fin de no caer o chocar. Debemos tener en cuenta que el sueño también tiene varias etapas, incluyendo algunas que son ligeras y otras extremadamente profundas. De hecho, algunas especies pueden llegar incluso a obtener pequeñas ventajas al respecto.

Mencionar que el estudio ha permitido utilizar aparatos para conseguir señales cerebrales de las aves, averiguando, además, que solo uno de los hemisferios cerebrales de los ejemplares permanece activo. Incluso pueden intercalar. Eso sí, no debéis descartar a las aves que pueden descansar ambos hemisferios a la vez. En todo caso, esta habilidad solo está presente en aves que realizan largos desplazamientos.

Resulta curioso que las aves puedan dormir en pleno vuelo. En todo caso, se trata de una habilidad necesaria, ya que es casi imposible que estén despiertas durante días, o incluso semanas. Está claro que la naturaleza es sabia.

Vía | Science Alert
Foto | Pixabay – 2905102

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *