29 abril 2015 Curiosidades, Domésticos, Salvajes

Felino

Dentro de los felinos no entran sólo los gatos (como comúnmente se piensa), sino también las panteras, los leopardos, los tigres o los linces, entre otros. La familia es muy grande, aunque todas las especies comparten una serie de características que pueden llegar a ser muy curiosas. Vamos a mirar algunas. Estamos seguros de que quedaréis sorprendidos.

Los felinos son animales de una gran belleza, inteligencia, y con estrategias de supervivencia que superan a las de otras especies. Su cerebro es parecido al del ser humano. Sólo hace falta ver que se sienten muy cercanos a nuestras propias emociones. En ocasiones son incluso más listos que nosotros.

Si tenéis un gato, puede que os parezca curioso verlo dormido la mayor parte del tiempo. Concretamente, dos tercios del día. Algo que se extrapola al resto de la familia, ya que los felinos descansan durante muchas horas a lo largo de toda su vida. Si llega el caso de que están en activo y se pierden, tampoco es que debáis preocuparos en exceso: tienen un sistema nervioso que permite una orientación suficiente como para volver al punto de partida, estén dónde estén.

A algunas especies de felinos les gusta mucho la voz humana, lo que significa que si les hablamos también les ayudaremos a estar contentos. Y si se enfadan tened cuidado: cuando muerden pueden transmitir una infección bacteriana denominada Pasteurella multocida. Se trata con penicilina, aunque si no lo hacemos a tiempo comprometeremos el sistema inmunológico. Los cuidados deberán extremarse cuando estemos con ejemplares salvajes. Pueden incluso mataros.

Los felinos destacan también por su velocidad y rapidez a la hora de moverse. Sobre todo si están cazando, algunas especies pueden correr a 90 kilómetros por hora. De hecho el guepardo posee el récord de velocidad animal en tierra, que llega hasta los 120 km/h. Se valen de sus garras con el fin de atrapar a las presas. Seguro que estáis recordando los documentales de animales.

Volviendo a los gatos, podemos decir varias curiosidades más acerca de los mismos: en primer lugar, nacen con los ojos azules, aunque los mismos pueden cambiar bastante a lo largo de su vida. Si les veis utilizar las dos manos no os preocupéis porque son ambidiestros. El zarpazo podría llegar desde cualquier lado.

Por último, no tengáis miedo de ver un gato negro. Aunque sea de noche. Se trata de una superstición muy arraigada pero que no tiene ninguna base científica. Se trata de un animal más.

Los felinos son animales muy bonitos, en algunos casos utilizados como mascotas. Pero tampoco estaría de más tener en cuenta algunos cuidados, sobre todo en lo que concierne a los accidentes. Animales adorables, pero un poco peligrosos (sólo en ocasiones, claro)

Vía | Care2
Foto | Pixabay – Kincse_j

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *