18 noviembre 2008 Cuidados, Domésticos

cachorros
Al nacer los nuevos inquilinos buscan de inmediato el calor de su madre, y lógicamente querrán mamar y pasar las horas de sueño a su lado. Los cachorros no hacen mayor esfuerzo físico más que alimentarse y descansar. La orgullosa madre pasa el tiempo lamiéndolos para que estén secos y ayudando a los pequeños a hacer sus micciones y deposiciones.

Para hallar su alimento los cachorros no usan otro sentido más que el olfato, este es uno de los sentidos que en su nacimiento le sirve para hallar la leche, un alimento rico en nutrientes y necesario para su correcto desarrollo.

Los cachorros al nacer son un tanto sordos y ciegos, su sentido de la audición recién desarrolla al cabo del decimoquinto día, llegado el mes el cachorro ya es capaz de escuchar con mayor claridad los variados tonos del nuevo mundo.

Entre el décimo y duodécimo día los bebes empiezan a abrir los ojos, poco a poco van tomando forma las imágenes que antes eran borrosas. Si observas sus ojos verás que en tienen una membrana que al cabo de los días irá desapareciendo, llegada la tercera o cuarta semana los cachorros te verán con plena claridad.

Cuidados básicos

– Trata que la madre camine diariamente, esto le ayudará en la producción de leche, además de activar sus funciones intestinales.

– Es importante que todos los cachorros puedan mamar, ya que en los primeros tres días la madre produce el llamado calostro, un líquido altamente nutritivo rico en grasas y glóbulos blancos. Gracias a este líquido lechoso los cachorros reciben los anticuerpos de la madre que les ayuda a fortalecer su propio sistema inmunológico.

– Llegado el cuarto día recién los cachorros se alimentan propiamente de leche, en un inicio maman cada hora, conforme pasa el tiempo irán haciéndolo no tan seguido hasta que llegue el tiempo del clásico destete.

Recuerda que los recién nacidos necesitan cuidados y vigilancia continua, como dueño de la madre está tarea es compartida, puedes dividirte el tiempo junto con otros miembros de tu familia, sería oportuno que el veterinario chequee a los pequeños para descartan cualquier problema, no dudes en consultar ellos están para ayudarte.

Vía | Foyel

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *