25 marzo 2012 Medio Ambiente

cultivos naturales

Desde hace un tiempo a esta parte hemos notado que las cooperativas de consumo agroecológico se han multiplicado. Los pilares de estas cooperativas son la confianza que existe con el productor, el cultivo y la autogestión.

Las cooperativas aparecieron hace aproximadamente una década, en ese momento eran solo unas cuantas, para pasar a ser en la actualidad más de un centenar en Catalunya. Se trata de cooperativas de consumo en donde las personas se juntan en un sitio determinado (barrio, ciudad) para organizar una compra en conjunto de alimentos agroecológicos, que adquieren de manera directa de los productores, evitando el circuito comercial y la cadena de intermediarios.

Esta práctica esta causando lentamente un cambio social y medioambiental muy positivo, convirtiéndolo en un importante modelo de consumo.

Estos grupos están creciendo por diferentes motivos, existe un factor político de búsqueda de diferentes opciones, también persiguen un fin ecológico en donde la gente busca productos más sanos que beneficien su alimentación. “Estas iniciativas no tienen un significación unívoca y cerrada“.

Cada una de las cooperativas tiene una forma diferentes de funcionar que surge de su debate interno, de la forma en que se agrupan u de las personas que la integras, a pesar de existir un hilo conductor basado en la sensibilización medioambiental, la búsqueda de un modelo económico rentable, evitando los intermediarios y favoreciendo la confianza personal.

Todas las familias, que forman parte de la cooperativa envían todas las semanas una solicitud de compra, que le llega a su equipo de productores. Es una forma distinta de hacer las compras, que es mas lenta y más cara que en el supermercado.

Vía | La Vanguardia
Foto | Flickr – Muesca61

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *