12 junio 2014 Medio Ambiente, Noticias

greenpeace

La existencia o la posibilidad de que exista petroleo en las cercanías de las islas Canarias sigue trayendo de cabeza a los habitantes del archipiélago y a sus autoridades políticas. Más allá de los intereses empresariales y de ciertas oligarquías, parece innegable que de producirse las prospecciones en busca de petroleo el ecosistema marítimo de las islas puede verse comprometido.

A lo largo de los últimos días y semanas se han venido produciendo acciones de protesta ante la autorización del Gobierno central a Repsol para poner en movimiento su maquinaria. Diversos colectivos, como Sí se Puede, se han puesto en pie de guerra ante esta situación, los cuales han propuesto que se rompa cualquier tipo de comunicación con el Gobierno ante su nula voluntad de negociar, así como con otras empresas relacionadas con esta aventura petrolífera.

Otro colectivo que está trabajando activamente para la paralización de las prospecciones es Greenpeace, que han iniciado múltiples actos de protesta como el despliegue de vallas anticontaminación en las costas de Ibiza, o mediante ruedas de prensa con diversos colectivos sociales en los que ha pedido al gobierno que no se extraiga petroleo de las aguas españolas solicitando su prohibición y que en su lugar se opte por el uso de energías renovables.

Mientras tanto, el Tribunal Supremo continúa estudiando los distintos recursos que se han presentado para paralizar las prospecciones. Parece que el tribunal se pronunciará a lo largo de la próxima semana, y aunque desconocemos a quién dará la razón, sí sabemos que ya en 2001 el Supremo revocó unos permisos que Repsol había obtenido para sondear esas aguas, ya que no se ajustaba a las medidas de protección del medio ambiente de la ley vigente.

Vía | Greenpeace
Foto| Greenpeace

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 junio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *