23 septiembre 2015 Curiosidades, Noticias

Excrementos

La búsqueda de nuevas fuentes de energía se ha convertido en un problema más importante de lo que parece. Actualmente se utiliza bastante el petróleo, aunque muchas personas están empezando a hacer uso de las energías renovables. No es para menos, entre otras cosas porque permiten obtener los recursos necesarios sin llegar a ser tan contaminantes. Lo que también se está logrando es reciclar basura y excrementos con el fin de aprovechar todo lo que se pueda. Un tema sobre el que recientemente se ha conseguido un avance.

Tal y como se ha anunciado, una empresa de México ha conseguido transformar los excrementos de animales en gas y energía. Y es completamente utilizable, sin problemas futuros. El sistema que se ha inventado consiste en un reactor anaeróbico al que se le añade la materia orgánica a reciclar. De esta forma, se espera a su descomposición durante 40 días, tiempo tras el que el abono orgánico genera gas. También se puede producir electricidad.

La cantidad de recursos creados depende de varios factores como la maquinaria utilizada (puede tener más de diez tamaños diferentes), aunque el resultado sigue siendo el mismo. Se ha dado un ejemplo: si se usara el excremento diario que expulsa una vaca, se produciría gas suficiente como para cocer alimentos durante tres horas.

La tecnología utilizada es completamente ecológica, permitiendo a la vez reducir el dióxido de carbono en 25 toneladas cada cinco años. La emisión de gases nocivos a la atmósfera se reduce notablemente, por lo que podríamos decir que los resultados han sido altamente satisfactorios.

Tenemos más buenas noticias: existe una empresa que está comercializando la maquinaria. Su nombre es Composcan. La distribución del sistema que transforma las heces en energía ya ha sido instalado en diferentes países, llegando a mejorar la vida de más de 13.000 personas. El camino sigue hacia adelante, por lo que no deberíamos descartar que también llegara a España.

Parece que los excrementos de nuestros animales (incluyendo los de perros y gatos) pueden usarse con muchos fines. Solo hay que encontrar la manera de procesarlos.

Vía | Arsenal
Foto | Wikimedia Commons – Malene Thyssen

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *