19 abril 2016 Domésticos

Gato

Las bolas de pelo se han convertido en uno de los problemas más llamativos de los gatos. Aunque no lo parezca, este pequeño inconveniente puede poner en peligro la salud de vuestra mascota, por lo que vamos a daros algunos consejos para evitarlas, en la medida de lo posible. En primer lugar, mencionar que las bolas de pelo se forman cuando los animales, al acicalarse, tragan accidentalmente el pelo que recogen con la lengua. Muchos de los mismos son eliminados gracias a otros métodos, aunque es muy conocido el hecho de echarlos con el vómito.

Normalmente, los gatos expulsan una o dos bolas de pelo a la semana, por lo que en un principio no es motivo de preocupación. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los animales comen plantas y otros elementos para facilitar la expulsión. Por ello, es recomendable que, en el caso de tenerlas, no echéis sobre las mismas sustancias químicas. Tampoco las tratéis de mala manera o pongáis algunas especies que puedan resultar venenosas para las mascotas.

Por otra parte, mencionar que podéis peinar al gato con el fin de minimizar los mechones de pelo que traga. En cuanto a medidas adicionales, podemos decir que tenéis la posibilidad de darle comida rica en fibra, evitar el estrés (con el fin de que el acicalamiento no se extienda) y evitar que coma objetos pequeños, telas o hilos que favorezcan la obstrucción en el momento de escupir las olas hacia el exterior.

Por lo general, el gato intentará estar limpio continuamente, por lo que no resulta extraño que esté continuamente comiendo pelo. Eso sí, nosotros también podemos poner de nuestra parte con el fin de que los episodios de expulsión no se vean agravados.

Vía | She Knows
Foto | Pixabay – petkation

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *