6 julio 2009 Curiosidades, Medio Ambiente

Contaminaciondelasfabricas
La evidencia de cambio climático es a todas luces innegable, sus efectos crecientes son manifiestos a nuestro alrededor; no sólo en los fenómenos atmosféricos más frecuentes y acusados como huracanes, tsunamis o inundaciones catastróficas, sino también y de manera específica, en el ámbito económico. La relación del calentamiento de la tierra con la economía está indiscutible y estrechamente imbricada, puesto que el primero es sin duda, el efecto notable y desastroso de las políticas mercantilistas de la segunda.

El cambio climático ha generado costes económicos y energéticos que requieren de un replanteamiento urgente de las políticas actuales de consumo, hacia una economía baja en consumo de carbono y la adopción de medidas a nivel internacional para lograr la adaptación de las sociedades a las consecuencias inevitables del cambio.

Este replanteamiento de las políticas económicas pasa por un análisis global, que aborde los riesgos y las consecuencias a largo plazo, así como la inversión en los medios y tecnologías que contribuyan a la mitigación en la emisión de los gases responsables del calentamiento del planeta.

A este respecto se elaboró el informe Stern en octubre de 2006, sobre la economía del cambio climático; que examina todas estas cuestiones, además de valorar los beneficios de las medidas introducidas para la mitigación de los gases de efecto invernadero.

El informe realiza un estudio en tres niveles sobre las consecuencias del cambio climático en la vida humana, el medio ambiente, la economía mundial; el impacto económico del cambio climático y el uso de los modelos económicos de transición a modelos energéticos bajos en consumo de carbono; además de comparaciones estadísticas entre los costes actuales y futuros del consumo de carbono.

Vía | Revista Ecosistemas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 6 julio 2009
  2. Ajo y las flatulencias de las vacas 29 julio 2009
  3. Fundación Códigos (I) 24 noviembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *