28 marzo 2015 Salvajes

Termitas

Termitas. Curioso nombre para unos insectos que, de sólo verlos, ya nos provocan más de un susto. No es para menos, ya que su paso por nuestras casas puede provocar que incluso tengamos que abandonarlas de manera temporal. Las termitas se han ganado un puesto de honor dentro de los animales a evitar en la medida de lo posible. Aunque, antes de juzgarlas más a fondo, sería conveniente que le echáramos un vistazo a sus principales características.

Destaca que se parecen bastante a las hormigas, aunque no están directamente relacionadas con ellas. De hecho, suelen alimentarse de madera (y derivados), lo que significa que sus principales objetivos serán puertas, ventanas, cuadros y un sin fin de materiales construidos así. Y, cuando aparecen, es muy difícil eliminarlas. No es bastante con un poco de spray.

Suelen tener una mayor presencia en América del Sur, África y Australia, aunque en España también han dado muchos dolores de cabeza. Pueden construir colonias en forma de montículos, removiendo en ocasiones grandes cantidad de tierra, en suelos duros y poco fértiles.

Detectar su presencia es bastante difícil. Son tan pequeñas que verlas a simple vista es complicado. Además, al huir de la luz es posible que no las veamos durante el día. Hay que mencionar que existen aparatos especializados en su detección, permitiendo escucharlas incluso a través de un tabique. Sin ir más lejos, las zonas que se comen suelen tener un aspecto normal. Aunque por dentro estén completamente vacías.

Viven en colonias con hasta tres millones de termitas, lo que significa que, si detectamos a una, es muy posible que haya muchísimas más. Nuestra recomendación ya la sabéis: si las detectáis, será mejor que llaméis a algún servicio especializado que os ayude a deshaceros de ellas.

Vía | Wikipedia
Foto | JamesDeMers

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *