28 septiembre 2017 Enfermedades

Perro

Parece extraño que alguien pueda sentir fobia por los animales, pero el cuerpo humano tiene algunas curiosidades que sorprenden. Lo que para algunas personas resultan mascotas muy tiernas y hasta acompañantes fieles, para otros puede ser un generador de miedo, quedando aterrados con su sola presencia. Hasta el punto de provocar ataques de pánico y ansiedad. La cinofobia es el miedo hacia los perros, un comportamiento anormal, pero que puede ser tratado con terapias y medicamentos.

La cinofobia no debe confundirse con el miedo a los perros peligrosos. Esta fobia se extiende a las diferentes razas de una manera descontrolada e inexplicable. Puede provocar ataques de pánico, ansiedad, mareos, debilidad muscular, náuseas, sudor y taquicardia. Las personas huyen ante cualquier contacto con los perros debido a que el terror puede llegar a ser incontrolable e insoportable. El sufrimiento que sienten es tan enorme que sólo quieren evitar esas situaciones.


Terapias para superar la cinofobia

Perro

Las terapias que se pueden llevar a dependen de las características de cada persona. Una es la exposición gradual, la cual consiste en acercar a la persona con cinofobia a los propios perros, teniendo contacto directo o por imágenes, de forma que se disminuya la ansiedad y el cerebro comprenda que el “peligro” no es real.

También están las técnicas de relajación mediante prácticas como el yoga, las cuales suelen realizarse de manera previa a la terapia de exposición gradual. De esta forma es posible preparar a las personas para cuando estén frente a los animales.

También tenemos la terapia cognitivo conductual, la cual busca crear conciencia acerca de los miedos reales e irreales de la persona con respecto a los perros. Así será posible percibir las emociones de una manera real.

Gracias a los avances de la tecnología las terapias pueden llegar a ser más sencillas de lo que pensamos, sin necesidad de tener la presencia del perro. Incluso es posible proyectar una imagen en tres dimensiones que dan una sensación de realidad muy veraz. Este método no se lleva a cabo en todas las ciudades, solo en centros especializados preparados con las herramientas correspondientes.

Medicamentos como terapia

Perros

Aunque tomar medicamentos no es algo que nos guste demasiado, tenemos que mencionar que para tratar la cinofobía también existen tratamientos farmacológicos. Estos están basados en fármacos calmantes que disminuyen la ansiedad, pero que solo se usan cuando la cinofobia viene acompañada de otras fobias. Es evidente que esta es una de las últimas opciones.

Si tenéis cinofobia, la mejor recomendación es realizar una visita a un médico profesional con el fin de que pueda ayudaros en cuanto a la superación de esta fobia. Tratar a las personas de manera psicológica debe ser una de las primeras opciones.

Vía | Healthtopia
Fotos | Pixabay – Free-Photos | PxHere | PxHere

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *