20 mayo 2016 Domésticos

Perro

Teniendo en cuenta que los perros no hablan, es evidente que existen algunos sentimientos que no podemos identificar a la primera, por lo que deberemos hacer valer nuestra inteligencia con el fin de conocer qué es lo que les sucede, en las diferentes situaciones. Uno de los momentos más importantes es cuando sienten dolor. No en vano, si tienen alguna molestia deberemos ayudarlos, en la medida de lo posible.

La pregunta es ¿cómo podemos conocer que nuestros perros sienten dolor? Es evidente que tendrán una determinada forma de actuar, aunque también es verdad que debemos conocerla. El dolor en los perros se manifiesta de diferentes maneras, por lo que deberíais comenzar a sospechar en aquellos casos en los que la actitud cambie por completo.

Una pista bastante veraz está en el hecho de que gima, aúlle o gruña de manera habitual. Si se lame una parte del cuerpo o modifica los hábitos, entonces las alarmas deben aumentar de intensidad. También es un signo el hecho de que respire de manera alterada. Si le duele alguna parte del cuerpo, lo más seguro es que evite tocarla, lo que significa que adoptará posturas distintas al hacer sus necesidades, al sentarse o acostarse, o incluso al moverse.

Existen otros síntomas de que el perro podría estar dolorido: si huye, se muestra agresivo o no quiere ser acariciado, o cuando se muestre primido, con pocas ganas de pasear, o evitando recibir caricias, entonces deberemos actuar y averiguar qué es lo que sucede.

Las causas de los dolores también pueden ser variadas, por lo que os recomendamos acudir al veterinario con el fin de que compruebe qué es lo que le sucede. De todas formas, también aconsejamos una consulta rápida en aquellos momentos en los que tengáis la sensación de que a vuestra mascota le sucede algo.

Vía | I Heart Dogs
Foto | Wikimedia Commons – Filip B

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *