6 noviembre 2017 Cuidados

Periquito

Los periquitos se han caracterizado siempre por ser uno de los pájaros que más presencia han tenido en hogares de todo el país: son fáciles de cuidar, no necesitan mucho mantenimiento y, además, le dan un toque de alegría a la zona en la que están presentes. Por eso, a la gente les gusta mucho tener a estos animales. Sin embargo, hay que saber cómo cuidarlos. Aunque sea de manera básica.

Los periquitos suelen tener una vida de aproximadamente 11 años. Sin embargo, para que llegue a esta cifra deben estar bien cuidados, con gran parte de sus necesidades cubiertas. Y, si están en compañía de otro ejemplar de su misma especie, podéis tener por seguro que su salud se verá reforzada.

Entonces ¿cómo debemos cuidar a los periquitos? En primer lugar hay que tener en cuenta que estos animales necesitan espacio, incluso horizontal, por lo que su jaula debe tener un mínimo de tamaño de 70 centímetros de longitud y 40 centímetros de ancho. Así se facilitará su vida cotidiana. No olvidéis que estos animales se refugian en las esquinas, cuando tienen miedo, por lo que la jaula debe tener un tamaño rectangular. Las defecaciones también sin frecuentes (cada 15-20 minutos), por lo que es recomendable que el espacio tenga un doble fondo.

En el interior de la jaula es aconsejable que el animal tenga un comedero, un bebedero y un hueso de jibia para que afile su pico y uñas. Por otra parte, nosotros recomendamos instalar barrotes transversales para que el animal juegue, además de juguetes con varios tamaños y colores. La propia jaula debe estar situada en un lugar en el que tenga la suficiente iluminación (aunque sin que la luz del sol les dé de forma directa).

Cuidando la salud de los periquitos

Periquitos

En cuanto a la salud de estas mascotas, es recomendable limpiar las jaulas a diario y, una vez a la semana, rociarla con agua y jabón, en sus especialidades más suaves. Los productos no deben ser tóxicos. Algo parecido debe suceder con los barrotes, y los recipientes de agua y comida.

La alimentación de los periquitos es básica: suelen comer una mezcla de semillas, frutas y verdura. Los alimentos se pueden comprar ya preparados.

Finalmente, recomendar que los periquitos estén acompañados de otros ejemplares de su especie. Incluso se pueden intercambiar entre sexos con el fin de que se reproduzcan.

Los periquitos son muy buenas mascotas que no suelen dar demasiadas obligaciones. En todo caso, ya sabéis que recomendamos acudir al veterinario ante cualquier comportamiento extraño o simplemente para revisar su estado.

Vía | Omlet
Fotos | Pixabay – cocoparisienne | Pixabay – Barni1

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *