15 junio 2017 Salvajes

picopicapinos

Las ciudades son uno de los entornos más hostiles a los que la fauna debe hacer frente a la hora de sobrevivir y adaptarse a este entorno. El ruido, la presencia de humanos y las altas temperaturas son solo algunos de los escollos que las aves que habitan en ecosistemas urbanos deben lidiar día a día para sobrevivir. Ahora, un reciente estudio del Museo Nacional de Ciencias naturales (MNCN-CSIC) desvela que esta adaptación va más allá de una mera especialización.

Al parecer, las aves que viven en entornos urbanos han logrado este hito gracias a la modificación de sus hábitos, reforzados por un mayor aislamiento que en última instancia supone el paso previo al desarrollo de una nueva especie. “Lo que hemos comprobado es que la especie que llega primero termina colonizando el nuevo nicho ecológico que ofrecen las ciudades y evita que especies próximas entren”, ha señalado el investigador del MNCN Mario Díaz.

“A escala de población, esto podría acelerar su aislamiento y favorecer su futura especiación” determina el investigador. Las especies que habitan en estos entornos terminan por criar antes y la tendencia es a que su prole aumente. De esta manera, consiguen una mayor propagación. Además, el estudio señala que estas aves también se vuelven más tolerantes a la presencia de los seres humanos y que sus niveles de parasitismo y depredación descienden.

“Se trata de un proceso de evolución rápida que puede llevar a la aparición de nuevas especies en menos tiempo del habitual”, sostiene Díaz. Además, señala que este fenómeno supone una microevolución en toda regla y que está siendo empujada por el aumento de los ecosistemas urbanos y la necesidad de las aves de adaptarse a ellos para sobrevivir. El trabajo se ha realizado teniendo en cuenta las siguientes especies: gorrión común y el gorrión molinero, la tórtola turca y la tórtola común, la paloma torcaz y la paloma zurita o el pico picapinos y el pico menor.

Fuente | SEO/Birdlife
Fotografía | Paco Gómez

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *