22 noviembre 2008 Medio Ambiente, Noticias

Base Juan Carlos I - Isla Livingston - Antártida
La campaña antártica española 2008-2009 empieza a tomar forma, recientemente con la apertura de la base Juan Carlos I en la isla Livingston, científicos españoles se disponen a despejar preguntas en un estudio sobre la incidencia de la variabilidad climática en la Antártida y sus efectos en el medio ambiente, se espera que los resultados expliquen el cambio global así como las consecuencias tanto en la flora como en la fauna del territorio frío.

Juanjo Dañobeitia, director de la Unidad de Tecnología Marina, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y responsable de las actividades de buques oceanográficos y bases antárticas, expresó al respecto:

Este año la situación es bien distinta a la del año pasado, ya que el nivel de nieve es sensiblemente inferior, lo que confirma la cambiante meteorológica.

La base Juan Carlos I ya cuenta con 15 residentes entre investigadores y técnicos, se tiene programado que durante los primeros cuatro meses el grupo aumente a un total de 180, todos desarrollando estudios de meteorología, glaciología, biología y geociencias.

Ocho importantes proyectos científicos son desarrollados en las instalaciones de la base Juan Carlos I (Isla Livingston), la base Gabriel de Castilla (Isla Decepción) y el campamento de la Península Byers. Investigaciones que reforzarán los conocimientos ligeros que se tienen de las manifestaciones climáticas a nivel mundial, respuestas en las que se deberá reflexionar.

Vía | Internacional

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *