8 enero 2016 Domésticos, Tipos

La chinchilla, una mascota exótica muy popular

Si estás buscando un animal pequeño para un espacio limitado, la chinchilla doméstica puede ser una opción perfecta. Este pequeño tipo de roedor es dócil, manso y muy sociable, así que se adapta muy bien a vivir en entornos humanos. Aun así, a diferencia de lo que parece a simple vista, la chinchilla requiere de ciertos cuidados y necesita contacto humano diario para sentirse bien, por lo que no será la mascota más ideal para aquellas personas que no disponen de suficiente tiempo.

Principales características de la chinchilla

La chinchilla es un roedor de pequeño tamaño, a pesar de que la chinchilla doméstica es más grande que la silvestre y puede llegar a pesar entre 600 y 800 g. Es un animal nocturno de grandes ojos de color negro y también de grandes orejas, lo que le ayuda a orientarse en la oscuridad. Por otro lado, su pelaje es denso y sedoso, y es el encargado de protegerla de las temperaturas externas.

Carácter de la chinchilla

Al ser un roedor herbívoro, la chinchilla es un animal poco agresivo, muy apacible, manso y sociable. Una vez que conozca a su dueño, la chinchilla se mostrará confiada, dulce y cariñosa, y le gustará que la acaricies y pases tiempo con ella. Por ello mismo, la chinchilla es considerada como una mascota ideal para los niños, a quienes seguro les encantará.

Cuidados de la chinchilla

La alimentación de la chinchilla doméstica es muy simple, ya que ingiere cualquier tipo de vegetal y, ocasionalmente, algún insecto que otro. En las tiendas de animales también recomiendan el pienso especial para chinchillas. Por otro lado, no te olvides de que les encanta la alfalfa y, sobre todo, beber mucha agua.

Debes de tener cuidado especialmente con los golpes de calor, ya que la chinchilla se acalora muy pronto, con proveerle una jaula bien condicionada y espaciosa, y con limpiarla a diario (tanto a la jaula como a la chinchilla). La chinchilla también necesita hacer ejercicio a diario y sociabilizar.

Vía | Wikipedia

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *