31 enero 2016 Salvajes

Chimpancés

El comportamiento de los chimpancés nos sigue sorprendiendo. Si desde hace años pensamos que son los animales más parecidos a los seres humanos, los diferentes estudios que se están llevando a cabo no hacen sino quedarnos con la boca abierta gracias a sus conclusiones. Los últimos agradecimientos se los tenemos que dar a los científicos del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Alemania, quienes han estudiado el comportamiento de 15 ejemplares de chimpancés (pertenecientes a la especie Pan troglodytes) de la reserva de Chimpancés de Sweetwaters, Kenia.

Hasta ahora, habíamos visto cómo estos animales colaboraban entre sí en multitud de situaciones: comparten la comida, se acicalan unos a otros e incluso vigilan territorios comunes. Sin embargo, no conocíamos con exactitud los motivos por los que actuaban de esta manera. El objetivo del estudio no era otro que el de descubrir por qué los chimpancés realizan algunas actividades en común.

En la investigación comentada solo tuvieron que poner en marcha un sencillo experimento: se escogió a varias parejas de animales, colocando en el medio de cada una dos cajas con comida en su interior y una cuerda en los extremos. Es necesario mencionar que una de las cajas era la de la confianza, y la otra la de la no-confianza. Si uno de los chimpancés tiraba de la cuerda de la confianza, la caja iba al compañero, el cual podía decidir entre quedarse con todo o ceder una parte al contrario.

El experimento se realizó 12 veces con animales amigos, y otras 12 veces con animales desconocidos entre sí. Las conclusiones fueron bastante curiosas: si el compañero era amigo, había más posibilidades de preferir la caja de la confianza. Es decir, los animales se mostraban más propensos a la hora de ceder los recursos a ejemplares con algún vínculo íntimo.

La confianza entre chimpancés es esencial

Chimpancés

Según los expertos encargados del estudio, la confianza entre los chimpancés es tan esencial que en ocasiones se asemeja mucho a la que tienen los seres humanos. De hecho, se pueden observar similitudes. Sin ir más lejos, y tal y como ha demostrado la investigación, un animal de la especie analizada puede cambiar su comportamiento de manera radical en el caso de tener o no confianza.

Los propios responsables de este estudio han afirmado que el próximo paso es el de “analizar las similitudes que existen entre la forma de relacionarse que tienen estos animales y los seres humanos“. Es evidente que existen una gran cantidad de comportamientos parecidos, aunque al respecto también hay bastantes cuestiones que necesitan ser resueltas.

Por el momento, se da una respuesta más al comportamiento de los chimpancés: actúan de una manera u otra según la confianza que tengan sobre el animal que les acompaña. Algo que hacemos nosotros mismos. ¿Cuál será el próximo secreto en descubrir?

Vía | The Wire
Fotos | Wikimedia Commons – Matthew Hoelscher | Wikimedia Commons – Thomas Lersch

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *