5 marzo 2016 Noticias

Chi Chi

La historia de Chi Chi es escalofriante, pero a la vez esperanzadora. Desvela una cruda realidad, aunque también confirma que existen casos en los que la humanidad de las personas llega a conseguir lo imposible por proteger a los animales. Ya conocéis el infierno al que se tienen que enfrentar algunos animales en Asia. Allí, la carne de perro es muy cotizada e incluso se paga con grandes cantidades de dinero. Aunque, eso sí, son tratados de malas maneras. A veces de forma cruel, llegando al maltrato animal.

Lo que le pasó a Chi Chi está lejos de toda lógica. La perra fue capturada y colocada en una habituación a oscuras, boca abajo, colgada de las patas. La intención era que la carne del animal fuera más jugosa y estuviera en buenas condiciones. Sin embargo, estuvo tanto tiempo en esa posición que las cuerdas comenzaron a incrustarse en la piel. El siguiente paso fue fatal para las patas, ya que estas se pudrieron y la perra dejó de ser atractiva como comida.

No obstante, lo que se le ocurrió a sus captores no fue otra cosa que meterla en una bolsa de plástico y arrojarla en un cubo de basura. Nabiya Irion Hope, una protectora de animales de Corea, realizaba inspecciones en la zona, conocida por sacrificar a gran cantidad de animales. Y encontraron a Chi Chi. Junto a la Asociación ARME pudieron salvarla, aunque para ello fue necesario amputar las cuatro piernas debido a la infección que estaba sufriendo.

Viviendo sin las cuatro patas

Chi Chi

Tras la intervención y la amputación, Chi Chi se quedaba sin patas. Aunque con esperanza, ya que vivía para dar ejemplo de que los animales pueden seguir hacia adelante. De hecho, varias asociaciones han diseñado una prótesis para que la perra pueda volver a caminar.

Actualmente, nuestra protagonista vive alegremente. Y demuestra que no tiene miedo a los humanos gracias a su alegría, al cariño que brinda y a los juegos que realiza todos los días. Un buen ejemplo de que, después de una mala experiencia, se puede vivir como si nada.

Aunque la perra esté viva, no hay que olvidar que en Asia existe un gran problema con los perros, los cuales son tratados como si fueran una comida más. No en vano, se sacrifican a diario cientos de ellos, siendo ingeridos en todo tipo de restaurantes. Algunas zonas ni siquiera disponen de normativas al respecto. No hay duda de que, al final, se deberán poner en marcha nuevas medidas.

Vía | FOX 10
Fotos | Facebook – Chi Chi of ARME

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *