27 julio 2015 Peligro de extinción, Salvajes

charran-comun

El charrán común (Sterna hirundo) es un ave marina de mediano tamaño que habita en algunas zonas costeras españolas en pequeños núcleos, pero sobre todo en las islas Canarias. Es precisamente en estas islas donde más amenazas sufre este ave, donde ha tenido que hacer frente a la competencia con otras especies más agresivas, como la gaviota patiamarilla, que han ido desplazándolas de sus territorios.

Para proteger a esta especie en la isla de Gran Canaria, la Armada inició un proyecto medioambiental para intentar proteger a los charranes comunes e intentar asegurar sus supervivencia. Desde abril de este año, este estamento cedió un espacio de una base naval para que en ella se pudiesen establecer estas aves y que pudiesen criar a sus polluelos con más garantías. Al parecer, esta estrategia estaría dando resultado y en los últimos meses se han sacado adelante seis pollos, lo que supone casi el total de ejemplares que se criaron en los últimos siete años.

Este espacio creado especialmente para los charranes parece que ha multiplicado el éxito reproductivo de los ejemplares establecidos en la base naval. Además, el emplazamiento de esta plataforma fue escogido para que de ningún modo el tráfico de los barcos pudiese interferir en la vida de los charranes. Además, esta zona artificial de crianza, cuenta con una superficie de grava y arena y otros elementos semejantes a los del medio natural en el que se reproducen, lo que permite a los pollos camuflarse frente a los ataques de los depredadores.

Dado el éxito que ha tenido la instalación de esta plataforma, se está pensando en crear otras para contribuir a mejorar el estado de esta especie y de paso, recolocarlos de forma que no existan interferencias entre los trabajadores de la base y estos animales.

Vía | Efe verde
Fotografía | serguei_30

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *