22 mayo 2011 Curiosidades, Salvajes

Te seguimos contando acerca de las diferentes investigaciones que se realizaron de los diferentes grupos de animales que se mueven en grupo. Ian Couzin es uno de estos científicos.

Según el investigador las hormigas han pasado bastante tiempo teniéndose que adaptar a diferentes condiciones de vida y siempre lo hacían viviendo en grupo. Al ver como se mueven mediante diferentes leyes concluyeron que están en condiciones de formar un ‘cerebro colectivo’. En la investigación siguieron detallada el comportamiento de más de 200 hormigas y vieron que no tenían el mismo comportamiento cuando iban a buscar su alimento que cuando volvían a su nido, así lograban esquivar el desarrollo de atascos.

Otro punto importante es que cada uno de los miembros del grupo se encuentra continuamente frente a una disyuntiva: permanecer a un grupo y el de moverse en la dirección correcta siguiendo al líder. El problema se presenta cuando no existen líderes que tengan la capacidad de guiar un grupo.

Para llegar a entender este tipo de leyes es necesario contar con ejemplos de enjambres virtuales, cada uno de ellos con miles de agentes individuales que deben programarse para seguir reglas simples. Luego de observar a las hormigas trasladó su estudio a animales salvajes, desérticos y marítimos. Para ello se han usado los mismos modelos informáticos.

Así se pudieron investigar diferentes patrones de comportamiento de los grupos encontrando una similitud entre los mismo. Los animales que se manejan en grupo se mueven como si fueran una unidad, tomando entre todos la decisión de donde ir y de donde huir cuando aparecen depredadores, normalmente siguiendo a un líder.

Como te dijimos anteriormente, estos conocimientos se pueden llegar a aplicar a la robótica, que será muy buena para la programación en el momento de necesitar un grupo de robots, de manera que puedan actuar de manera más efectiva.

Vía | Tendencia 21
Foto | FLickr – Michael

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 mayo 2011
  2. La memoria de las hormigas 22 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *