27 junio 2017 Domésticos

Gato

La tecnología no es solo importante porque nos permita comunicarnos con personas que están a miles de kilómetros de distancia, o porque podemos comprar productos sin movernos de casas. También es importante en el sentido de la salud. Se han diseñado robots que ayudan a operar, drones para transportar medicamentos, e incluso máquinas que ayuda a evitar accidentes. Por supuesto, vamos a hablar de animales. Concretamente de Cassidy, un gato que ahora puede andar gracias a las últimas tecnologías existentes.

Cassidy nacía como cualquier gato, aunque una infección le provocó un mal golpe de suerte: perdía sus dos patas traseras. Lo curioso es que cuando sucedía esto solo tenía algunas semanas de vida, era pequeño y tenía que sobrevivir en un bosque. Y lo logró. Concretamente, conseguía estar viviendo sin sus dos patas traseras durante nueve semanas, hasta ser rescatado.

Por supuesto, el hecho de no poder utilizar dos de sus patas le limitaba en sus movimientos. Era necesaria una solución urgente, la cual vino de la fundación Tinny Kittens. Esta fundación solicitaba ayuda en redes sociales: querían conseguir una estructura que ayudara al gato a caminar. Lo que no sabían es que les iban a responder dos jóvenes de 17 años, quienes diseñaron una pequeña silla de ruedas utilizando un ordenador y una impresora 3D. El resultado fue asombroso.

Ahora, el gato puede caminar y sigue viviendo con especial alegría gracias a su nueva silla de ruedas. Es cierto que no puede realizar algunas otras acciones como saltar o mover las patas traseras, aunque el adelanto conseguido ya es importante.

El caso de Cassidy demuestra que, aunque se tenga poco dinero, las ganas de ayudar y la propia inteligencia pueden ayudar a conseguir objetivos sorprendentes. Por el momento el gato puede caminar. Un logro que pocos habrían pensado.

Vía | Global News
Foto | Pexels – Inge Wallumrød

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *