4 noviembre 2014 Medio Ambiente, Salvajes

gorrion

El desarrollo de los núcleos urbanos y la extensión de los territorios dedicados a la agricultura pasan factura a la población de aves europeas, las cuales habrían reducido su numero en casi un cuarto de su población en los últimos treinta años. Quizá lo más llamativo de todo esto sea que las más afectadas no han sido aquellas más amenazas, al contrario, las más comunes son las que se han visto más dañadas por el progreso humano.

Podría parecer algo paradójico, pero precisamente los diferentes gobiernos e instituciones han puesto su atención en proteger a las especies más amenazadas, lo que ha mitigado el impacto general que han sufrido el resto. El estudio ha sido realizado por investigadores de varias universidades, aunque encabezados por la Universidad de Exeter en Reino Unido. El proyecto comenzó en 1980 y concluyó en 2009, por lo que los datos corresponden a dicho periodo.

A pesar de que los datos son bastante preocupantes, se trata de un descenso de más de 420 millones de aves, al parecer la tendencia se ha suavizado durante los últimos años, lo que abre las vías a la esperanza. De no corregirse esta situación, las aves podrían desaparecer del continente europeo antes de que acabase este siglo, una realidad que sería demoledora en múltiples aspectos y con unas consecuencias que difícilmente podemos imaginar.

Algunas de las especies que más afectadas se han visto durante estos años son los gorriones comunes, las golondrinas o los vencejos. Especies que han sido una parte de la realidad del día a día y que poco van desapareciendo, por las diversas acciones del hombre.

Vía | El País
Fotografía |jorgerubio.es

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Comienzan las votaciones para elegir el Ave del Año de 2015 14 noviembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *