28 agosto 2017 Noticias

Chernóbil

Aún hoy en día Chernóbil es calificado como el mayor desastre nuclear de la historia. No en vano, la rotura de los rectores de las centrales nucleares presentes en Prípiat provocó una ola de contaminación y radiación que se sigue manteniendo en la zona. Al parecer, el lugar no será habitable hasta dentro de cientos de años. La naturaleza ha utilizado su poder con el fin de inundar todo el sitio de plantas y vegetación. Y todavía hay muchos animales que viven allí.

Es curioso que, según los últimos estudios, aproximadamente 1.000 perros todavía vivan en la zona de exclusión. 250 de ellos estarían al lado de los reactores que explotaron en su día, por lo que está claro que están en peligro. Estos animales son descendientes directos de las mascotas que fueron abandonadas en su día. De hecho, son dependientes de los trabajadores que todavía en la zona, quienes siguen trabajando con el fin de que los efectos del desastre no se extiendan. Están expuestos a efectos como la radiación, las enfermedades o los ataques de otros animales.

Chernóbil

Visto el peligro, vista la solución: Los chicos de Clean Futures Fund han comenzado un nuevo proyecto, denominado Dogs of Chernobyl, destinado a ayudar a estos animales gracias a las vacunas y elementos que les ayudarán a evitar los efectos de la radiación. De hecho, se quiere controlar la población de animales con el fin de que no se propaguen enfermedades como la rabia. Y teniendo en cuenta que el turismo está aumentando en el lugar, esta tarea es extremadamente importante.

El programa Dogs of Chernóbil tiene la difícil tarea de cuidar a los perros que hay en la zona de exclusión, ayudándoles en la medida de lo posible para que no pongan en marcha nuevos peligros. Una tarea complicada. Sus encargados ya están buscando donaciones y han habilitado una página en GoFundMe con el fin de conseguir fondos. Echadle un vistazo, si podéis.

Chernóbil sigue siendo una zona contaminada, con todo tipo de peligros, y cuya ambiente es nocivo para la salud humana. Un lugar no apto para cualquiera.

Vía | iHeartDogs
Fotos | Wikimedia Commons – Matti Paavonen | Wikimedia Commons – Jason Minshull

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *