16 octubre 2015 Noticias, Salvajes

Sequía

Hace años, cuando nos avisaron de la presencia del cambio climático, la mayoría de personas pensamos que únicamente nos iba a afectar en un aumento de las temperaturas. Sin embargo, el suceso ha ido mucho más allá, provocando que la naturaleza haya dado un vuelco y estemos asistiendo a cambios radicales en el planeta Tierra. No es solo que los humanos estemos afectados. Es que, también, muchas especies animales están teniendo que cambiar sus hábitos para adaptarse a las nuevas condiciones.

Según uno de los últimos estudios publicados en la revista Royal Society Open Science, el cambio climático podría estar desequilibrando la proporción de sexos de muchas especies. Principalmente, el retraso de las lluvias al final del verano estaría provocando que el equilibro entre machos y hembras afectara mucho a las especies. De esta manera, al ser los machos más vulnerables a las sequías, se estarían viendo perjudicados.

Es necesario mencionar que después del calor los animales necesitan que las lluvias proporcionen un suelo humedecido y blando con el fin de poder salir de los refugios subterráneos. Los machos suelen surgir antes que las hembras. Y, en el caso de que los suelos sean duros, no pueden llegar a la superficie, viéndose destinados a la muerte. Las hembras hacen acto de aparición más tarde, lo que se traduce en encontrar un panorama con menos presencia de machos.

Josep Maria Espelta, investigador del CREAF, ha explicado lo siguiente:

El calentamiento global está afectando a la proporción de sexos en los embriones de algunos reptiles. Es la primera vez que la sequía acentuada en zonas del mediterráneo, provocada por el cambio climático, estaría provocando un sesgo en la vida normal de estos animales.

Las declaraciones son bastante exactas y claras. Si todo sigue así y no se pone una solución a corto plazo, es muy posible que las diferentes especies animales (sin limitarnos a las que hemos comentado en el artículo) se vean afectadas en gran medida. El cambio climático ha llegado a una situación extremadamente grave.

Vía | Royal Society Open Science
Foto | Pixabay – daeron

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *