20 febrero 2015 Salvajes

Caimán Negro

Si ya de por sí los caimanes son impresionantes (y muy peligrosos), sólo hay que echarle un vistazo a alguna enciclopedia online para encontrar datos que, de nuevo, son sorprendentes. Estamos seguros de que vuestras búsquedas llegarán al conocido Caimán Negro, la especie de caimanes más popular del mundo y, también, la más grande que se ha encontrado hasta la fecha. Os sugerimos que no os acerquéis.

El Melanosuchus niger es originario de la zona más al norte de América del Sur. De hecho, sólo se le puede encontrar en el Amazonas, en la desembocadura que hay entre Ecuador y Bolivia. Está un poco apartado, lo suficiente para que no entrañe ningún peligro adicional. Como muchos de los ejemplares, sólo está presente en el curso de los ríos, dejando atrás aquellos que no estén muy poblados o que supongan una dieta equilibrada por la poca afluencia de animales.

Lo más sorprendente es que su tamaño puede llegar a ser de 4,5 metros de longitud, por lo que ya os imagináis cómo son la mayoría de las partes de su cuerpo. Su alimentación se basa tanto en los peces como en mamíferos de mediano tamaño, como pueden ser venados, cerdos o incluso perros. También ataca a las personas, por lo que los gobiernos intentan controlarlos, en la medida de lo posible.

Si alguna vez os lo encontráis, mejor no acercaros. Suelen ser lo suficientemente fuertes como para abatir a cualquiera. Los identificaréis por ser de color negro (los jóvenes tienen manchas y rayas amarillas)

Aunque aquí hayamos explicado las principales características del Caimán Negro, nuestras recomendaciones ya las sabéis: no os acerquéis, bajo ningún concepto, a su presencia. Podríais no salir vivos.

Foto | Ricardo Sánchez

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *