1 septiembre 2009 Curiosidades, Noticias, Peligro de extinción, Salvajes

ballenaminke

A pesar de que los medios de comunicación apuntaban a Noruega, Dinamarca e Islandia en su proyecto por la caza de 1478 ballenas durante el 2009; lo que equivale a un 20% más de ballenas que el año pasado, se ha registrado un importante descenso del número de ballenas cazadas en las heladas aguas del mar de Noruega. La industria ballenera atribuye este descenso a la caída de la economía mundial.

Hasta la fecha, los barcos balleneros han capturado 481 ballenas minke, pero pretenden incrementar este número en, al menos, tres o cuatro ejemplares más hasta el fin de la temporada de caza, el 31 de agosto próximo. Un número muy bajo, en relación con el mínimo de 885 ballenas que se pretendía cazar este año, en Noruega.

Las ballenas minke, abundantes en las aguas del Atlántico Norte, o balenoptéridos, pertenecen a la familia de los cetáceos misticetos y son parientes de las ballenas yubarta. Es el ejemplar más pequeño de estas ballenas, también llamadas ballenas barbadas o rorcuales. Pueden medir de 7 a 10 mt. de largo y pesar de 5 a 10 toneladas. Su apariencia es más esbelta que las ballenas que pertenecen a su misma familia.

Sus costumbres de apareamiento y procreación las llevan a realizar largas migraciones en grupo, a través de las aguas de altitudes altas hasta mares tropicales, sin embargo, los científicos todavía no han podido encontrar el emplazamiento exacto donde estas ballenas se reúnen para dar a luz a sus crías.

Los lugares donde suelen arribar, y donde se han realizado mayores avistamientos de grandes concentraciones de estos cetáceos, son tres áreas a lo largo de la costa del Pacífico de Estados Unidos y Canadá. Pero parecen estar en todos los antes de la tierra, y han sido vistas grandes concentraciones en distintos puntos del globo; razón por la que los científicos las consideran las ballenas más comunes y en Noruega es prácticamente, objeto de caza a gran escala.

De acuerdo con datos ofrecidos por Greenpeace, la demanda de carne de ballena ha disminuido en Noruega, razón que ellos consideran la causa principal de la disminución en la caza. La organización ecologista ha sugerido al gobierno noruego ajustar las leyes de caza a la nueva demanda del mercado, con tal de equilibrar la balanza y evitar más matanzas.

En los supermercados y grandes superficies de Oslo, la carne de ballena alcanza un coste por kilo de 20 euros, un precio muy competitivo y económico, frente a los costes de la carne de vacuno o reno. Pero la escasez de la carne de ballena no ha afectado en absoluto los precios del mercado. Esperemos que sí haya influido en las conciencias de los consumidores noruegos y en la disminución de su apetito por estos hermosos y únicos ejemplares de la naturaleza.

Vía | ecologíablog

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 septiembre 2009
  2. La morsa 6 septiembre 2009
  3. Llamamiento para que Islandia deje de cazar ballenas 9 octubre 2009
  4. Noruega – Oslo = Paraíso escandinavo afectado por la violencia mundial islámica « Marcianos Verdes Press 23 julio 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *