19 abril 2012 Noticias, Salvajes

Un ataque de buitres leonados reabre la polémica en torno a su agresividad con animales vivos

Hace unos días, en el Pirineo catalán, una bandada de buitres leonados causó la muerte a 35 carneros. Según la Generalitat, estas aves carroñeras acudieron para alimentarse de una oveja muerta y, debido al pánico que el hecho causó entre la manada, algunos ejemplares murieron asfixiados o pisoteados. El dueño del rebaño de 500 animales, por el contrario, rebate esa afirmación y señala que algunas de las bajas se produjeron por picotazos o ataques directos de las aves.

Según el propietario, los más de un centenar de buitres leonados emprendieron la huida, al escuchar el insistente claxon del vehículo. Además, el dueño ha querido aclarar que no había ningún cadáver en el corral, antes del ataque de las aves. Cree que éstas pudieron sentirse atraídas por el hedor que desprendía una yegua muerta en un prado próximo.

Mientras tanto, continua la polémica en torno a la posibilidad de ataques, por parte de los buitres, a animales vivos. Algunos ganaderos damnificados insisten en esa posibilidad y los expertos en estas aves, por el contrario, aclaran que los buitres son aves carroñeras que únicamente se alimentan de animales muertos.

Hay que recordar que, desde hace varios años, está prohibido abandonar animales muertos en el campo. Se trata de una normativa europea, que está dificultando, a los buitres, el hallazgo de su sustento. Pero, ¿es ésta la causa de un hipotético cambio en los hábitos de la especie?. Los dueños de los rebaños de la zona lo tienen muy claro y solicitan la instalación de más muladares en aquella zona de los Pirineos.

Los buitres leonados se han expandido con éxito en la zona del Pirineo catalán. Se estima que actualmente existen más de 5.000 especímenes, mientras que veinte años atrás apenas sobrevolaban la zona un centenar de parejas.

Vía | El País
Foto | Flickr-Ferrán Pestaña

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *