13 julio 2016 Peligro de extinción, Salvajes

buitrenegro

La población de buitre negro (Aegypius monachus) de Rascafría en Madrid ha experimentado un crecimiento notable en casi tres décadas. De estar en unos números cercanos a la desaparición con solo 24 parejas, a día de hoy son 112 las que habitan en este área. Unos números que demuestran la gran consolidación que ha experimentado esta especie gracias a las labores de protección que ha tenido y al trabajo de organizaciones como SEO/Birdlife.

A través de las labores de censo y anillado, se ha podido establecer un mejor control sobre los ejemplares de buitre negro. Gracias a ello su protección y localización ha sido más fácil, al mismo tiempo que se ha podido aprender más sobre esta especie. Además, con el nacimiento de nuevos pollos se ha procedido también a la toma de muestras de sangre que permitirán a los investigadores conocer con más detalle a cada uno de estos individuos y garantizar una mayor protección.

Uno de los mayores atractivos de este núcleo de población de buitre negro es la posibilidad de observar a través de una webcam uno de los nidos situados en el Valle de Lozoya, en pleno Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama de Madrid. De esta forma se puede observar de forma directa desde la puesta de huevos hasta el abandono del nido por parte de los polluelos de buitre negro. Una iniciativa que surge a través de la Comunidad de Madrid y SEO/Birdlife que ofrece un documento visual único.

La colonia de buitre negro de Rascafría es una de las más importantes del mundo ya que en ella habita alrededor del 5% de la población europea de esta especie. Esto la convierte en un enclave privilegiado para la protección y la conservación de un animal que poco a poco recupera sus números y se aleja cada vez más del fantasma de la extinción.

Fuente | SEO/Birdlife
Fotografía | Jorgerubio.es

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *