20 septiembre 2009 Curiosidades, Medio Ambiente, Noticias

bolsasplasticoypapel

A partir de Septiembre, las bolsas de plástico de un solo uso, han desaparecido de las tiendas de Carrefour de la Comunidad de Madrid y el País Vasco. Esta medida comenzó a aplicarse también desde el mes de Agosto en Jaén. Esta idea se está llevando a cabo con el propósito de ir retirando las bolsas plásticas definitivamente de todas las sucursales, hasta finales de año.

Se trata de una iniciativa particular de la cadena de tiendas, puesto que en España, a diferencia de muchos países a la vanguardia en ecología de Europa, la ley no contempla en absoluto esta importantísima medida de conservación del medio ambiente, de reducir el uso de las bolsas de plástico. No obstante, se ha empezado tardíamente una campaña para concienciar a la población.

España es el tercer país en Europa que más consume bolsas de plástico, contabilizando una media de 238 bolsas de plástico al año, por habitante. De las bolsas y materiales de plástico sólo es posible reciclar un 10% de sus componentes, con el agravante de que este material, el PVC tarda en descomponerse uno 400 años.

En este sentido, la comparativa de vida entre una bolsa de plástico y otra de papel resulta especialmente, relevante para la conservación del medioambiente. Como productores de energía fósil una bolsa de polietileno de baja densidad requiere 3,3 megajulios de energía no renovable y necesita de petróleo para su fabricación.

En el caso de las bolsas de papel, su principal materia prima es orgánica, la madera de los árboles, en comparación, requiere dos veces menos energías no renovables que las bolsas de plástico. En contraste, el consumo de agua de una bolsa de plástico en relación con otra de papel, es mucho menor; la fabricación de una bolsa de papel requiere 8 veces más agua por unidad, que una de plástico.

El impacto de la fabricación de bolsas de plástico en el llamado efecto invernadero, resulta notable; pues en ella se llega a emitir el equivalente de 137 gramos de CO2 por unidad. El papel emite un 30% menos de gases de este tipo a la atmósfera; no obstante, las bolsas de papel que acaban en el vertedero y no son debidamente recicladas, emiten a la atmósfera gas metano, altamente tóxico para el medioambiente.

En este balance se puede esclarecer que las diferencias a largo plazo y con los debidos controles, favorecen el uso de las bolsas de papel, que son finalmente recicladas en sus contenedores específicos; pues éstas al degradarse, sólo dejan residuos que no superan los 30 gramos, en tanto que las bolsas plásticas no son biodegradables.

Vía | Revista soitu

Comentarios

1 comentario
  • Javier

    Totalmente complementarias.
    Almeriekko Green, con su marca ekko green bag ( empresa y marca española). Llevan años enseñando a comerciantes la posibilidad de distanciarse del gasto y abuso de la gratuidad de bolsas plásticas.
    Contrasten ustedes como lo están realizando en su dirección web.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 septiembre 2009
  2. Lo más destacado en la semana del 21-sep - BlogdeBlogs 26 septiembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *