23 febrero 2008 Curiosidades, Salvajes

BocaráFaseAmarilla

Es una serpiente de la familia de las vivoráceas, bastante venenosa , y con la característica de cambiar de color verdoso a amarillo chillón, dependiendo de la época del año. Habita en zonas del centro y el sur de América, de actividad básicamente nocturna y su alimentación se basa en pequeñas aves y roedores. Su edad sexual adulta se alcanza de los 8 a 10 años.

BocaráEnFaseVerde

En mi opinión, es uno de los ejemplares mas bellos que he visto dentro del mundo de las serpientes debido a su colorido y apariencia. Al ser venenosa no es posible su cría en cautividad, pero para aquellos amantes de estos reptiles les alegrará saber que la serpiente “trieguera” es una especie de menor tamaño pero una apariencia muy similar a la de la bocará , sin olvidar que no es venenosa. No obstante la bocará es un espécimen que considero indispensable para cualquier zoológico.

Comentarios

2 comentarios
  • Laura

    Hola faunatura…..

    Nosotros los estudiantes necesitamos
    la red trofica de este animal o la cadena
    alimenticia.

    Chaooooo…

  • Hola Laura,

    El desarrollo completo de una red trófica (o cadena alimenticia) de una especie en particular, por su complejidad, excede los alcances de un blog de divulgación como lo es Faunatura.

    Esta especie (Bothriechis schlegelii) más conocida por Terciopelo de Pestaña o Toboba de Pestaña (entre otros nombres), como todas las serpientes, es un depredador tope en la cadena trófica. Como escribió Luis, mi colega editor del blog, su alimentación es muy variada y consta de pequeños vertebrados como lagartijas, además de pequeños mamíferos y pájaros. Muerde a sus víctimas e inmediatamente les inocula su veneno.

    Su hábitat es muy extenso y en algunas regiones lo comparte con otros ofidios que se alimentan de serpientes, aunque yo no pude encontrar en mis fuentes si la especie que nos ocupa es víctima de algunos de esos ofidios.

    La Toboba de Pestaña ocupa, como todo carnívoro, el tercer eslabón de la cadena alimenticia, pero solamente un completo estudio de carácter académico podría establecer todas las especies involucradas en la pirámide. Desde la gramínea con la que se alimenta el pájaro, pasando por las eventuales serpientes raboamarillo que podrían alimentarse de “nuestra amiga”, el posible carroñero (un simple perro doméstico, por ejemplo) que podría terminar con sus restos, hasta llegar a los saprofitos, es decir los microorganismos desintegradores.

    Si acudes a Internet puedes consultar sobre Cadenas Alimenticias, Serpientes y Bothriechis schlegelii, siguiendo los enlaces. Un libro interesante que puedo recomendarte es Serpientes y Lagartos de Susan Ring

    Espero haber podido aportar algo que pueda serte de utilidad.

    Gracias por visitar Faunatura.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *