30 octubre 2015 General

El barbet, o perro de agua francés, es una entrañable raza que cuenta con un origen un poco polémico, ya que algunos lo sitúan en Polonia, otros en el Norte de África y otros en Francia. Aún así, este perro se extendió de forma muy rápida por todo el continente europeo y fue utilizado principalmente como perro de caza de aves acuáticas, ya que cuenta con grandes dotes como nadador pudiendo permanecer durante horas dentro del agua.

Su característica principal, de un primer vistazo, es su lanoso pelo, pero aunque no lo parezca este no requiere de un cuidado especial. Por otro lado, su nombre le viene dado a la barba de pelo que se le forma en el mentón. El barbet es un perro de tamaño medio que mide entre 53 y 58 centímetros en cruz y que es capaz de acomodarse a vivir tanto en una casa, como en un piso. Lo único que necesita es moverse, hacer ejercicio y pegarse un chapuzón de vez en cuando, ya que el agua les encanta. En cuanto a su personalidad nos encontramos con una raza inteligente, protectora con sus dueños y muy sociable, por lo que es ideal para la 5 razas de perros ideales para convivir con niños.

Por último, debido a su gran afición acuática, es necesario que lo sequemos cada vez que se moje para evitar posibles enfermedades respiratorias, y también prestar atención a la otitis, ya que son perros muy propensos a ella. En definitiva, el barbet puede llegar a ser una compañía inmejorable a la que, sin duda alguna, se puede llegar a amar incondicionalmente.

Vía | Wikipedia

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *