26 septiembre 2015 Curiosidades, Noticias, Salvajes

Babosa

Aunque a mucha gente no le gusten los gusanos, lo cierto es que estos diminutos animales también tienen su función en la naturaleza. Muchos de ellos, como los nematodos, se encargan de ingerir los componentes que están en putrefacción, evitando males mayores y ayudando a que los diferentes ciclos de vida sigan su curso. Son capaces de viajar grandes distancias con el fin de alcanzar toda la comida que necesitan, por lo que es recomendable tener un cierto cuidado con ellos.

Los nematodos, hablando de una manera más profunda, son un filo de vermes pseudocelomados que actualmente tienen registradas más de 25.000 especies. Suelen llevar enfermedades de transmisión alimentaria, por lo que es posible que seáis infectados por ellos en alguna parte de vuestra vida. Las especies pueden medir desde tamaños microscópicos hasta varios metros. La anisakis, la triquinosis, la ascariasis o la filariasis son algunas de las dolencias que transmiten. Sí, incluso al ser humano.

Gracias a un estudio publicado por la revista “BMC Ecology” hemos podido conocer qué es lo que tienen que hacer los gusanos para poder llegar a recorrer grandes distancias. Por sus propios medios les sería imposible desplazarse mucho, por lo que, según la investigación, utilizan babosas y otros invertebrados con el fin de llegar a su objetivo.

En el estudio se recogieron más de 600 babosas y más de 400 invertebrados comunes (entre los que se incluían moscas, escarabajos o langostas) para ver lo que tenían en sus cuerpos. Gracias a la disección y a los análisis microscópicos realizados, se encontraron pruebas de la presencia de gusanos nematodos que se habían enganchado anteriormente a los animales.

Al parecer, se adhieren a sus nuevos huéspedes de diferentes formas: Por una parte son cogidos de manera involuntaria cuando los animales se alimentan de material vegetal en descomposición. También existe otra posibilidad, ya que los gusanos pueden invadir las tripas de las babosas, sobreviviendo al hecho y siendo excretados posteriormente en las heces.

No podemos olvidar mencionar que los gusanos nematodos tienen una esperanza de vida bastante corta, lo que significa que deben ser extremadamente rápidos a la hora de viajar. Solo unas horas son vitales para poder sobrevivir y llegar a su próxima porción de alimento. No descartéis que escondan muchos más secretos. Cuestión de supervivencia, más que nada.

Vía | Live Science
Foto | Wikimedia Commons – Juanedc

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *