27 julio 2016 Salvajes

aguila

Hasta hace no mucho, las aves rapaces estaban consideradas como alimañas y lejos de estar protegidas por la legislación del país, su caza se incentivaba y premiaba al creer que eran seres dañinos. Una realidad que llevó a muchas de estas aves a una situación precaria y cercana a la extinción. Pero hace 50 años, la situación comenzó a cambiar con la promulgación y publicación de la ley el 23 de julio de 1966 en el Boletín Oficial del Estado que daba protección legal de todas las aves rapaces en España.

Una iniciativa amparada y propiciada por la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), encabezada por Francisco Bernis y Tono Valverde a la cabeza. Ambos ornitólogos y el conjunto de la comunidad científica habían solicitado la urgente y necesaria protección de este grupo de aves que habían sido prácticamente aniquiladas por los decretos de la Junta de Extinción de Animales Dañinos.

A pesar de que la situación ha cambiado completamente respecto 50 años atrás, gracias a la puesta en marcha de planes de recuperación y protección, todavía queda mucho trabajo por hacer. Juan Carlos Atienza, director de Conservación de SEO/BirdLife, señala que todavía hoy hay “muchas comunidades autónomas no utilizan” todas las herramientas a su disposición para proteger a las aves rapaces de los múltiples peligros que las acechan. No hemos de olvidar que a día de hoy, todavía afrontan multitud de peligros como los cebos envenenados. Como las colisiones con tendidos eléctricos o los nuevos peligros de choques con aerogeneradores.

En este sentido, los problemas que las aves rapaces afrontan a día de hoy son variados y cuya solución es compleja. Una de las amenazas incipientes es el incipiente conflicto entre ganaderos y aves carroñeras, que magnifican los ataques esporádicos de estas últimas a las reses. Otra es la reducción del hábitat de las rapaces debido a la continua expansión de los seres humanos entre otras muchas. Unos problemas que deben ser tratados desde el presente para evitar que en el futuro desaparezcan de nuestros cielos estas majestuosas aves.

Fuente | Efe Verde
Fotografía | Jorgerubio.es

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *