23 mayo 2017 Domésticos

Perros

Normalmente, si conseguimos una mascota nueva, también debemos pensar en que es necesaria una cierta responsabilidad por nuestra parte. Es decir, los animales necesitan de unos determinados cuidados: la limpieza, la comida y el agua son factores fundamentales, por lo que tendremos que proporcionarselos de la manera que sea necesaria. Por supuesto, también hay mascotas que requieren de unos cuidados especiales. Y aquellas que apenas requieren de cuidados.

Hablemos de los perros de bajo mantenimiento, animales que, como hemos dicho, apenas requieren de cuidados. Por eso se les llama de bajo mantenimiento. Estas razas de perros suelen ser aquellos que no tienen extremas necesidades, es decir, no tienen que ir al parque a diario, son perfectas si no tenéis niños y no consumen un tiempo exceso. Eso sí, siguen requiriendo de sus cuotas de alimentos, paseo y amor por nuestra parte.

Entre las razas que se corresponden con perros de bajo mantenimiento podemos mencionar el Gran Pirineo, el Lebrel Italiano, el Fila Brasileño y el American Staffordshire Terrior. Hay más, por supuesto. Es evidente que entre estas razas veréis algunas muy conocidas y, en algunos casos, con un tamaño especialmente grande. ¿Siguen siendo de bajo mantenimiento? Por supuesto que sí. Hay que tener en cuenta que estos animales fueron, desde su origen, independientes, con sus propios haceres, y que en la mayoría de ocasiones están bien solos, con poco contacto social. Aunque esto último no hay que descartarlo, claro.

¿Cómo saber si un perro es de bajo mantenimiento? Simplemente, porque no necesitan de unos cuidados excesivos, centrándose los mismos en lo básico. Si no tenéis mucho tiempo, pero a la vez queréis una mascota, consultad este tipo de razas.

Vía | PetBreeds
Foto | Pixabay – Mr_niceshoot

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *