9 agosto 2015 Curiosidades, Salvajes

Mosquitos

Uno de los problemas que encuentran muchas personas en verano son los mosquitos. No, no estamos de broma. Hablamos de esos insectos voladores que, en su necesidad de encontrar sangre, normalmente acuden a las personas que están durmiendo con el fin de llenar sus depósitos. Normalmente se utilizan diferentes tipos de aparatos para ahuyentarlos o matarlos, sin saber con exactitud por qué acuden a unos más que a otros.

Gracias a un estudio publicado en Current Biology por fin sabemos los patrones que siguen los mosquitos para seleccionar a sus próximas víctimas. Un poco de información no vendría mal. Así podréis evitar sus picaduras, en la medida de lo posible. Según el estudio, los mosquitos siguen su olfato, su vista y el calor que desprenda la persona que tienen delante. Si todos estos “exámenes” son positivos, se lanzan hacia ella.

Primero, los insectos analizan los rastros de dióxido de carbono, a una distancia de entre diez y 50 metros. Si se llegan a encontrar excitados por el olor, se fijan en algún punto visual que llame su atención (esto se hace a una distancia de entre cinco y 15 metros). Cuando se encuentran a un metro de distancia, y si comprueban que el calor que se desprende es suficiente, proceden a posarse en la víctima y dar el picotazo.

Los mosquitos se centran en aquellas personas o animales que les puedan dar una cierta satisfacción. De hecho, los responsables del estudio han afirmado que si se les quiere evitar lo mejor es intentar reducir el número de pistas sensoriales (olor, aspecto y temperatura corporal) que desprenden nuestros cuerpos. Eso, o que la gente que esté a nuestro lado utilice ropa con colores llamativos para que su atención se desvíe de nosotros.

La próxima vez que os pique un mosquito, ya sabéis por qué es. No sería mala idea llevar a cabo algunos pasos para disminuir el número de picaduras.

Vía | VOA Learning English
Foto | Pixabay – skeeze

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 agosto 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *